Local

Un desprendimiento de rocas en Tenerife mata a dos mujeres

Entre cuatro y seis personas más estaban atrapadas entre las piedras

el 01 nov 2009 / 20:57 h.

TAGS:

Dos mujeres fallecieron ayer tras desprenderse varias rocas de gran tamaño y tierra desde unos 40 metros de altura en la playa del Acantilado de Los Gigantes, en el municipio de Santiago del Teide, al suroeste de Tenerife. Las fallecidas son M.A.O., de 57 años y nacionalidad británica, y M.V.A.R., tinerfeña de 34 años y vecina de Arona, al sur de la isla, informó la Guardia Civil.


Según indicó el 112, hacia las 15.07 horas se recibieron numerosas llamadas en la Sala del Centro Coordinador en las que se alertaba del desprendimiento de piedras de grandes dimensiones sobre la playa situada en la zona del acantilado. Precisamente, el gran tamaño de las piedras dificultó las labores de rescate, pues los escombros superaban en algunos tramos los cinco metros de altitud, indicaron las fuentes del 112.

Antonio Plasencia, socorrista de la playa de Los Gigantes, afirmó que antes del desprendimiento avisó a una de las personas que ocupaba el lugar para que saliera de la zona acotada, y señaló que "todos los días" le dice a la gente que es una parte peligrosa por la que no deben pasar "y unos hacen caso y otros no". El socorrista explicó que el 7 de octubre se produjo un desprendimiento similar que no causó víctimas, y la Policía Local instaló balizas en esa parte de la playa, que ha sido cerrada al baño tras el suceso acaecido ayer. Plasencia comentó que ayer había bastante gente en la playa pero no pudieron reaccionar ante el desprendimiento de dos grandes piedras y mucha arena, material que forma parte del acantilado de Los Gigantes.

Por su parte, el alcalde de Santiago del Teide, Juan Damián Gorrín, aseguró que existe un proyecto de la Dirección General de Costas para arreglar esta zona de la playa e insistió en que una parte de la playa tenía balizas y advertía del peligro de desprendimiento a los bañistas. Sin embargo, el dueño de un restaurante anexo criticó al Ayuntamiento al considerar que tiene "parte de culpa" por no evitar que la gente se ponga al lado de esta zona peligrosa, y la propietaria de otro establecimiento aseguró que "los vecinos ya advertían de que esto iba a pasar".

Al lugar de los hechos se desplazó un helicóptero de rescate del Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) del Gobierno de Canarias y otro medicalizado del Servicio de Urgencias Canario (SUC). Además el Consorcio de Bomberos de Tenerife desplazó cuatro bombas pesadas, cuatro vehículos de rescate y dos de mando, mientras que el SUC trasladó varias ambulancias, un vehículo de intervención rápida y personal médico. También colaboraron en las labores de rescate policías locales de Santiago del Teide, equipos de perros de Ayuda en Emergencias Anaga y psicólogos de Cruz Roja.

  • 1