Local

Un desprendimiento hace descarrillar un tren en Granada

el 25 feb 2010 / 17:30 h.

TAGS:

El caudal del Guadalquivir ha empezado a bajar a su paso por las provincias de Jaén y de Córdoba, aunque se mantienen los desalojos de 462 viviendas y unas 1.400 personas en toda Andalucía hasta que el temporal remita y las zonas afectadas recuperen la normalidad. Pero los estragos del temporal están lejos de finalizar: un tren ha descarrilado en Loja (Granada).

En el tren, que cubría el trayecto Sevilla-Almería, viajaban 95 personas, dos de las cuales han resultado heridas leves y han sido atendidas en el lugar por los servicios sanitarios, ha informado a Efe el centro de coordinación emergencias 112.

Todos los viajeros han continuado su ruta por carretera, ha informado el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

El incidente ocurrió a las 9.35 horas en el punto kilométrico 66,950 de la vía, hasta donde Adif ha desplazado dos trenes taller, uno desde Granada y otro desde Córdoba, para comenzar a reparar la infraestructura dañada.

Está previsto que la vía quede operativa para que pueda circular el primer tren del viernes. Mientras continúe interrumpida la circulación, Renfe mantendrá el plan alternativo de transporte para garantizar el servicio a los viajeros.

Al mismo tiempo, 32 pantanos andaluces siguen desembalsando agua y hay cortadas 21 carreteras en la provincia de Jaén. El consejero de Gobernación, Luis Pizarro, quien ha presidido en Córdoba el comité asesor del Plan de Emergencias, ha indicado, en rueda de prensa, que en la provincia califal-en la capital, Villafranca y Palma del Río- son 252 las viviendas desalojadas, mientras que en Jaén son 120 y en municipios de Sevilla, como Lora del Río y Tocina, son 90.

Ha manifestado que, aunque entiende la "impotencia" de las personas que "están perdiendo todo lo que tienen, hay que velar por su seguridad", por lo que ha sostenido que hasta que la situación no se normalice completamente no podrán volver a sus casas.

Pizarro, quien ha insistido en que no se levantará el nivel 2 de alerta hasta que "no haya normalidad absoluta", prevé que la situación "tienda a normalizarse", como demuestra el hecho de que el caudal del Guadalquivir a su paso por las provincias de Jaén y Córdoba es menor que el registrado el miércoles. En este sentido, la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Teresa Vega, ha asegurado, en un comunicado, que "el nivel de los caudales sigue bajando" aunque sigue alto y, en Marmolejo, de los 2.000 metros cúbicos por segundo de miércoles, se registran 1.400.

El nivel del agua en el río Guadalquivir ha bajado en Andújar (Jaén) 1,3 metros después de alcanzar a las 5,00 de la mañana de ayer su cota máxima (198,88 metros sobre el nivel del mar). En Andújar algunos vecinos de la pedanía de Llanos del Sotillos, de la parte más alta, están volviendo a sus casas para ver la situación y poder comenzar las tareas de limpieza.

Asimismo, en la provincia de Jaén veintiuna carreteras permanecen cortadas, mientras la Junta mantiene activo el Plan Provincial de Emergencias en su nivel 2, como consecuencia de las lluvias que afectan a la provincia.

La localidad de Écija recupera la normalidad tras el riesgo de inundación por la crecida del río Genil, que llegó a superar los 6,20 metros de altura el pasado martes, aunque el agua no llegó a entrar en el casco urbano. En la pedanía de Isla del Vicario, que sí llegó a inundarse y que tuvo que ser desalojada, el nivel del río ya ha bajado y las 30 personas evacuadas el martes han vuelto a sus viviendas aunque no se quedarán a pasar la noche.

Asimismo, el Rey de España, Juan Carlos I, ha telefoneado al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, para trasladarle, en su nombre y en el de la Reina, su preocupación y solidaridad con la población andaluza afectada por las inundaciones en la cuenca del Guadalquivir, han informado a Efe fuentes de la Zarzuela.

  • 1