viernes, 14 diciembre 2018
23:37
, última actualización
Cultura

Un documento impactante

Lugar: Teatro Central, 7 y 8 de marzo Obra: Ruz-Bárcenas **** Compañía: Teatro del Barrio/Teatre Lliure Dramaturgia: Jordi Casanovas Dirección: Alberto San Juan Interpretación: Pedro Casablanc y Manolo Solo

el 09 mar 2015 / 14:16 h.

TAGS:

En ocasiones la información que nos ofrece los medios de comunicación es tan sobreactuada que nos satura y se convierte en un “ruido de fondo”. Es la premisa de la que parte esta obra, una suerte de teatro documental tan comprometido como crítico con los hechos que retrata. La dramaturgia recoge la trascripción de las declaraciones de Luis Bárcenas ante el juez Pablo Ruz el 15 de julio de 2013. El texto no ha añadido ninguna información que no esté contenida en dicha transcripción. Así nos lo aclara al principio de la obra una didascalia en una gran pantalla situada al fondo del escenario. En ella aparecen también los nombres del Partido Popular que más tarde saldrán en la obra, así como los cargos que han ocupado en el partido. Con eso queda definido el objetivo de la obra: darnos una información ordenada y concisa de los hechos por los que fue imputado y encarcelado Bárcenas, con el objeto de despertar nuestro espíritu crítico ante un crudo reflejo de la realidad. Para ello Alberto San Juan sitúa a los personajes uno frente al otro. El juez parapetado en su mesa y sus papeles. Bárcenas en una silla en la que no puede adoptar una postura cómoda. Entre los dos media una distancia considerable que imprime una atmósfera tan fría como inquietante. De esa manera, la puesta en escena apuesta por un estoicismo que roza con la pobreza en cuanto a los elementos formales, obligando al espectador a trasladar continuamente la mirada, de uno a otro personaje. Pero, curiosamente, gracias a ese recurso mantiene la atención del público y consigue que el ritmo no decaiga. Todo el peso de la obra recae en el trabajo actoral. Por fortuna, San Juan cuenta con Pedro Casablanc y Manolo Solo, dos soberbios actores andaluces. Dos animales de teatro que consiguen dejar entrever el trasfondo emocional y la profundidad de la denuncia con una actuación contenida, aunque sobrada de matices. Gracias a ellos podemos apreciar la pobreza moral y el cinismo que caracteriza a los políticos implicados en la trama, además de la profesionalidad, el rigor y el compromiso de un juez que, al parecer, no podrá terminar su trabajo.    

  • 1