Local

Un empleo para superar el maltrato

300 empresas facilitan la inserción laboral a víctimas de violencia de género gracias al programa Cualifica financiado por la Junta. En diez años se han beneficiado 2.100 mujeres.

el 12 ene 2011 / 21:08 h.

TAGS:

La empresa gráfica Cailu contrata a víctimas de violencia de género.
Aunque la violencia machista se da en todas las clases sociales, uno de los principales problemas que encuentran las víctimas para dar el paso de denunciar es su dependencia económica del agresor, además de la baja autoestima que merma su capacidad de rehacer su vida. Desde hace diez años, más de 300 empresas se han ofrecido a ayudarlas gracias al programa Cualifica de las Consejería de Igualdad y Empleo, dirigido a la formación e inserción laboral de mujeres víctimas de violencia de género. Ayer, la Junta distinguió a las 34 empresas que han colaborado con el programa durante más de tres ediciones.

 

Por los hoteles Tryp Alameda y Guadalmar de Málaga han pasado desde 2004 casi una veintena de mujeres maltratadas por sus parejas o exparejas que un día decidieron dejar atrás a su agresor y se enfrentaron a empezar de cero. El director gerente de ambos establecimientos, José Fermín Gómez, asegura que varias de esas mujeres trabajan temporalmente con ellos y alguna lleva mucho tiempo contratada de forma fija. Generalmente son mujeres que nunca habían accedido antes al mercado laboral pero su integración ha sido "totalmente normal" y la experiencia de la empresas de darles esta oportunidad "muy positiva y enriquecedora".

Gómez aseguró que nunca han tenido incidentes, aunque se mantienen con ellas las "lógicas precauciones". Su situación es conocida por los responsables del programa en las empresas pero se evita airearlo entre el resto de trabajadores. Muchas de estas víctimas tienen órdenes de alejamiento de sus agresores y se trata de que sean una más en la plantilla, sin que nadie las señale ni estigmatice.

Un hotel también, en este caso de Chiclana (Cádiz), resultó fundamental para Carmen, una de las mujeres participantes el primer año en que se puso en marcha esta experiencia. Carmen relató ayer emocionada que el programa ha sido "fundamental" tanto en su vida personal como en la profesional. Hizo un curso y antes de terminarlo le ofrecieron trabajo en la empresa, donde permanece desde entonces. Gracias a ello, se sintió "más valorada" y pudo continuar su vida día a día con "más fuerza" y mantener a sus hijos.

En los diez años del programa Cualifica se han beneficiado 2.110 mujeres maltratadas, entre cursos de formación y contrataciones. El grado de inserción laboral tras pasar por el proceso de aprendizaje es del 67,6%. Empleo e Igualdad han destinado 16,8 millones de euros al programa, en el que colabora Educación escolarizando a los hijos de mujeres que tienen que mudarse.

  • 1