Local

Un enfermo de la colza se declara en huelga de hambre en la Moncloa

Más de 27 años desde que se intoxicó y otros tantos para que la justicia le reconozca el daño que el aceite de la colza hizo a su familia. Un vecino de Dos Hermanas, cansado de que los plazos legales alarguen el ejecución de las sentencias, se ha plantado en Madrid y ha acampado en la Moncloa.

el 15 sep 2009 / 19:12 h.

TAGS:

Más de 27 años desde que se intoxicó y otros tantos para que la justicia le reconozca el daño que el aceite de la colza hizo a su familia. Un vecino de Dos Hermanas, cansado de que los plazos legales alarguen el ejecución de las sentencias, se ha plantado en Madrid y ha acampado en la Moncloa.

José Luque Jamardo, víctima de la intoxicación por aceite de colza hace casi tres décadas, comenzó ayer una huelga de hambre frente a la Moncloa para protestar por el impago de las indemnizaciones que tienen concedidas su mujer y su hijo por ello.

"Ya son muchos años peleando y a mí no me van a callar, aquí me quedo hasta que nos paguen o me muera de hambre", avisó después de instalarse con "un sillón y más de una manta" frente a la puerta principal del complejo de la Presidencia del Gobierno.

Este hombre explicó que si bien él ya ha conseguido cobrar la indemnización que le correspondía como afectado por el consumo del aceite desnaturalizado, el Estado le debe 270.455 euros a su mujer, María Lourdes Zurdo Herrero, y otros 150.253 a su hijo, que fue "el último afectado", ya que nació en octubre de 1982.

situación. En la misma línea, este hombre prosiguió: "A mi mujer le concedieron 70 millones de pesetas y sólo le han pagado 25 millones de pesetas, y a mi hijo le deben los 25 millones de pesetas que le reconocieron".

Tras plantear su caso en la Audiencia Nacional, el Tribunal Supremo, el Congreso de los Diputados y los distintos partidos y no recibir más que "buenas palabras y palmaditas en la espalda", opta por instalarse frente a la Moncloa, guarecido por el túnel que cruza la A-6. Y hasta que haga falta piensa seguir allí.

De momento, ya recibió ayer su primera visita, la subdirectora general de Comunicación con los Ciudadanos, Carmen López. "Ha dicho que me van a pagar y que me vaya, que hace mucho frío, pero yo ya no me dejo engañar más: aquí me quedo hasta que me paguen", concluyó.

  • 1