jueves, 13 diciembre 2018
14:02
, última actualización
Deportes

Un entrenador y tres consejos de administración en 2011

El Betis cierra 2011 con dos juntas de accionistas en apenas seis meses y tres consejos de administración alternándose en la gestión de la entidad. Todo cambió menos el entrenador.

el 25 dic 2011 / 20:28 h.

Gordillo y Bosch, en una de sus numerosas apariciones como miembros del consejo.

En un año de tantos cambios en el Betis, con dos juntas de accionistas en apenas seis meses y tres consejos de administración alternándose en la gestión de la entidad, lo único que ha permanecido invariable es precisamente el puesto más inestable en un club de fútbol: el entrenador. 

Pepe Mel continúa siendo el máximo responsable técnico del conjunto heliopolitano a pesar de las complicaciones derivadas de su cargo y de dos rachas que en condiciones normales habrían costado el trabajo a cualquier técnico del balompié español. La primera fue de cinco derrotas consecutivas al principio de la segunda vuelta de la pasada campaña y la siguiente, en Primera, fue de un solo empate y nueve derrotas en diez jornadas.

En ambos casos, un triunfo sobre el Albacete y otro ante el Valencia, con remontada en el descuento, evitaron más problemas a Mel, quien por cierto ha conocido ya la friolera de cuatro presidentes en apenas año y medio en La Palmera: José León, Jaime Rodríguez Sacristán, Rafael Gordillo y Miguel Guillén.

2011 ha sido un año que empezó y acaba el mismo entrenador. Hacía tiempo que no ocurría eso en el Betis. También hacía tiempo que el club verdiblanco no veía tres consejos de administración diferentes, o por lo menos retocados, en un mismo año. El 1 de enero, el consejo era el recién salido de la junta extraordinaria de accionistas del 13 de diciembre, con Rafael Gordillo como presidente, José Antonio Bosch de vicepresidente y Miguel Guillén, Pablo Gómez Falcón, Guillermo Sierra, Antonio José Sánchez Pino, Eduardo González Biedma como consejeros.

Seis meses después, el 29 de junio, se celebró la junta ordinaria que debería haber tenido lugar a finales de 2010 y de aquella asamblea salió un consejo presidido por Guillén, ya sin Gordillo y con Bosch como consejero raso aunque lógicamente con el poder que le confiere el 51,34% de las acciones; aparecieron entonces tres nuevos componentes (Isabel Simó, León Lasa y Fernando Criado), continuaron Gómez Falcón y Sánchez Pino y se marcharon Sierra y González Biedma.

El trajín interno de la entidad concluyó el pasado jueves con la junta ordinaria del ejercicio 2010-11, en la que también hubo novedades en el consejo, ya que se incorporó Fernando Casas, que potenciará el área económica una vez acabe el concurso de acreedores.

  • 1