Deportes

Un error de Casto puso imposible la remontada

El Betis enterró sus opciones al filo del descanso al encajar el 0-1 que obligaba a meter cuatro goles. Jorge Molina empató en el 90' de penalti.

el 24 ene 2013 / 21:03 h.

El Betis quedó apeado por el Atlético de los cuartos de final de la Copa del Rey tras ser incapaz de dar la vuelta al 2-0 adverso que traía de la ida y que se complicó aún más con un error garrafal de su portero al filo del descanso.

Si difícil estaba la eliminatoria, más difícil se puso en el minuto 45, justo antes del intermedio, cuando el discutido meta local Casto salió alocadamente del área y no se entendió con Amaya, que, sin verlo ni escucharlo, realizó una cesión en falso que aprovechó Diego Costa para anotar el 0-1 a puerta vacía y acabar de un plumazo con las remotas opciones de remontada que tenían los verdiblancos.

La verdad es que no debían confiar mucho los aficionados béticos en su equipo pese a la excelente campaña liguera que están cuajando. El Villamarín registró la peor entrada de la temporada –21.065 espectadores, casi la mitad de lo habitual–, pese a que en juego estaba nada menos que el pase a una semifinal de Copa ¡¡contra el Sevilla FC!! Pero el frío, la hora, la pasta y, sobre todo, el 2-0 adverso de la ida, retrajeron a la mayoría de los habituales por Heliópolis.

MEL, CON CASI TODO //  El 2-0 que traían en contra los de Mel era una losa pesadísima, pero el técnico bético salió con lo mejor que tiene –menos el portero– para tratar de obrar el milagro de la remontada. La moda de que en la Copa juegue el guardameta suplente ha causado furor últimamente entre los técnicos, y el del Betis no es una excepción, así que bajo palos estuvo Casto pese a que hoy por hoy está muy lejos del nivel que ofrece Adrián, artífice el lunes del empate ante el Athletic como lo fue antes en otros partidos.

Diego Simeone, que le tenía mucho respeto al Betis pese a la suculenta ventaja adquirida en la ida,  también puso a los mejores –si Falcao y Juanfran no estaban era por lesión–, incluido el portero Courtois, que había sido el más destacado de su equipo en la ida, salvando dos ocasiones de gol clamorosas y que ayer prácticamente no tuvo que intervenir, pues sus compañeros loa arroparon muy bien y, con una presión asfixiante que empezaba en campo, rival, apenas dejaron a los béticos acercarse en un par de ocasiones con cierto peligro por sus inmediaciones.

Para el Betis era fundamental mantener la puerta a cero y tratar de robarle la cartera al rival en alguna acción aislada, ya fuera en algún libre directo –Beñat gozó de un par de ellos buenos– o utilizando la altura de sus centrales a balón parado, donde los atléticos también supieron defenderse porque este equipo está bien trabajado en todas sus facetas.

Con lo que nadie contaba era con hacer un regalo. Y fue justo lo que ocurrió con la mala salida de Casto y la falta de entendimeinto con Amaya, que se cargó el partido. Courtois había salvado dos goles claros en la ida y el meta bético regalaba uno en la vuelta, así que las diferencias se agrandaban en vez de reducirse y todo el pescado quedaba vendido antes del descanso, como bien entendió Mel para empezar a reservar hombres pensando en la cita dominical de Vallecas.

Beñat y Campbell, que ya no salieron en la segunda parte, fueron los primeros en ser reservados y a falta de veinte minutos también decidió Mel dar descanso a Rubén Castro, pues el 0-1 había acabado con cualquier atisbo de remontada. Ello dio pie a que debutara Molins, que salió airoso contra dos defensas en la única acción comprometida que tuvo, aunque poco más se le pudo ver. Y a que Jorge Molina engrosara su cuenta de goles al transformar ya en el 90’ un dadivoso penalti con el que Clos Gómez impidió que siguiera creciendo el récord copero de imbatibilidad del Atlético.  

Real Betis: Casto; Ángel, Amaya, Perquis, Nacho; Rubén Pérez, Beñat (Jorge Molina, m. 46), Salva Sevilla; Joel Campbell (Molins, m. 46), Vadillo y Rubén Castro (Nono, m. 70). 

Atlético de Madrid: Courtois; Manquillo, Miranda, Godín, Filipe; Mario, Gabi (Emre, m. 53), Adrián, Koke, Arda (Raul García, m. 73) y Diego Costa (Cristian Rodríguez, m. 65).

Goles: 0-1, m. 45, Diego Costa. 1-1, m. 90, Jorge Molina (penalti)

Árbitro: Clos Gómez (Comité aragonés) amonestó a Rubén Pérez, por el Betis; y a Gabi, Filipe Luis, Adrián, Miranda y Raúl García, del Atlético.

Incidencias: Partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey (en la ida ganó el Atlético 2-0). Presencia de 21.605 espectadores en el Benito Villamarín. 

 

  • 1