Local

Un error judicial dejará en libertad al presunto asesino de su ex novia

Se trata de un guardia civil que mató hace dos años a su ex pareja en Cambados.

el 04 feb 2010 / 11:07 h.

TAGS:

El Juzgado número 3 de Cambados decide hoy las medidas cautelares que se van a tomar para evitar que se encuentren el guardia civil que presuntamente mató a su ex pareja hace dos años y la familia de la víctima, ya que será puesto en libertad provisional en las próximas horas por un error judicial.

Mientras el Juzgado consideraba esencial que el acusado permaneciese en prisión hasta que se celebre el juicio, la Audiencia Provincial, tras revisar el caso, decidió dictar orden de libertad provisional irrevocable tras comprobar que la titular del Juzgado número 3 de Cambados había firmado la prórroga de prisión un día después de que se acabase el plazo.

La reunión se está celebrando esta mañana en Cambados, con la participación del fiscal del caso, la titular del Juzgado de Instrucción número 3, las acusaciones y el abogado del acusado.

El objetivo del encuentro es analizar la forma en la que se va a materializar la puesta en libertad del presunto autor del crimen, J.M.S., cuyo caso fue revisado por la Audiencia de Pontevedra al dictar un auto de libertad provisional irrevocable.

La familia considera que es necesario poner algún tipo de orden de alejamiento de la víctima, en especial de los hijos, ya que el presunto asesino llegó a tener graves enfrentamientos personales con el hijo mayor de la víctima meses antes del suceso.

El auto judicial de la Sección Cuarta de la Audiencia de Pontevedra daba así ayer un giro inesperado al caso del asesinato de la vecina de Cambados Mari Luz Pose a manos de su ex pareja sentimental en diciembre de 2007.

El guardia civil al que se acusa de la muerte de esta mujer podría salir en libertad provisional en las próximas horas, en cuanto se concreten las medidas cautelares.

Al cumplirse los dos años de estancia en la cárcel de modo preventivo, el caso tuvo que ser revisado por el tribunal provincial, que consideró imponerle, eso sí, la obligación de comparecer diariamente ante el Juzgado de Cambados para evitar su fuga, y también tendrá que entregar su pasaporte una vez que abandone la cárcel.

  • 1