Local

Un escape de gas en las obras de la línea 1 obliga a desalojar dos bloques

Más de 100 familias fueron desalojadas ayer en Montequinto de manera preventiva tras la rotura de una tubería de gas en las obras de ejecución de la línea 1 del Metro de Sevilla. Una máquina excavadora dañó la tubería de la red, pero afortunadamente no hubo que lamentar ningún daño personal.

el 15 sep 2009 / 11:21 h.

TAGS:

Más de 100 familias fueron desalojadas ayer en Montequinto de manera preventiva tras la rotura de una tubería de gas en las obras de ejecución de la línea 1 del Metro de Sevilla. Una máquina excavadora dañó la tubería de la red, pero afortunadamente no hubo que lamentar ningún daño personal.

El incidente se produjo en la glorieta de intersección entre la avenida de Montequinto y la avenida Madre Paula Montalt. Los operarios avisaron inmediatamente a los servicios de emergencia, Policía Local, Policía Nacional y Bomberos, que acordonaron el lugar, cortaron el tráfico y procedieron al desalojo de los vecinos de los bloques 3 y 4 de la calle Ferrara, las viviendas más cercanas al escape.

La medida, según explicaron fuentes del servicio de extinción de incendios de Dos Hermanas, fue totalmente preventiva. Los bomberos también procedieron a apagar las máquinas y los generadores ubicados en las obras del metropolitano, todo para minimizar el riesgo.

Un equipo de intervención rápida de la empresa responsable del suministro de gas acudió de inmediato al lugar para ejecutar el procedimiento normalizado de corte en la red y realizar el vaciado de la tubería afectada por el accidente, según explicaron fuentes de los Bomberos.

Los vecinos fueron desalojados pasadas las 15.00 horas. Muchos ya habían terminado de almorzar, pero otros tuvieron que salir de sus casas "con lo puesto" y "con el bocado en la boca". "Sobre las 15.20 horas vino la Policía Local diciendo que teníamos que salir de casa porque había un escape de gas. Nos hemos asustado.

Hemos tenido que salir con lo puesto y por las escaleras. Cuando salíamos notamos mucho olor a gas que en casa no lo habíamos percibido", relató María Loizaga, una de las vecinas desalojadas. Mientras, Antonio Pérez, otro de los afectados, indicó que su familia estaba almorzando cuando los vecinos les avisaron de que tenían que salir urgentemente a la calle. Reconoció que fueron momentos de tensión y algunas personas incluso lloraron debido al nerviosismo.

Sobre las 18.15 horas, una vez que toda la tubería se había vaciado, se restableció el tráfico en ambas avenidas y los vecinos pudieron regresar a sus casas, según fuentes de Bomberos, que confirmaron que la empresa reparó la avería con la instalación de un nuevo tubo en aproximadamente 30 minutos, restableciendo así también el servicio de gas entre los clientes del entorno. Todo quedó en un susto.

  • 1