miércoles, 14 noviembre 2018
07:33
, última actualización
Cultura

Un espacio de seducción para todas las edades

Obra: Las mil y una noches. Lugar: Teatro Central, 17 y 18 de diciembre. Compañía: La noche de los tiempos. Idea y producción: La Suite Creación. Selección de textos: Manuel Gregorio González. Música y vídeos: Música Prepost. Interpretación: Amparo Marín. Calificación: ****

el 18 dic 2011 / 16:11 h.

A pesar de la penosa situación por la que pasa el teatro en estos momentos, tenemos el privilegio de contar en nuestra tierra con una notable nómina de valientes creadores capaces de apostar por una obra como ésta que, aunque dirigida a los niños, despliega ante nosotros un espacio de creación multidisciplinar que seduce con facilidad a sus padres.

La idea central gira en torno a la elaboración de un programa de radio en directo que consiste en la lectura de una selección de cuentos de Las mil y una noches, un conocido compendio de cuentos orientales que en principio, no parece demasiado apropiado para el público infantil. Sin embargo, mil cuentos dan para mucho y, aunque son más famosos los que conllevan un mayor grado de erotismo, lo cierto es que la obra contiene también narraciones ejemplarizantes que transmiten valores como los de la justicia, la generosidad, la valentía o la bondad así como el amor y el poder de la imaginación, representado en la figura de Sherezade.

Lo más interesante es la puesta en escena, que se centra en mostrar el proceso de la banda sonora que acompaña la narración. Se trata de una composición en directo que combina determinadas piezas de música clásica con la manipulación de una serie de vinilos mediante la técnica scratch. Además, el espacio escénico se completa con una suerte de video-creación que consiste en imprimir una serie de efectos sobre la proyección de unas cuantas portadas de discos que apoyan la dramaturgia derrochando originalidad. Para ello, los dos técnicos se sirven de cuatro pequeñas cámaras de vídeo y una serie de sencillos objetos y dibujos con los que recrean un sinfín de imágenes sugerentes que se funden con la seductora voz de Amparo Marín, quien derrocha maestría desplegando toda una gama de matices interpretativos.

  • 1