martes, 19 marzo 2019
18:01
, última actualización
Local

Un espaldarazo a la solidaridad

La Junta aprueba el III Plan del Voluntariado, dotado de 77 millones de euros.

el 06 abr 2010 / 19:53 h.

TAGS:

El Consejo de Gobierno aprobó ayer el III Plan Andaluz del Voluntariado (2010-2014) que contará con una dotación de 77,38 millones, lo que supone un incremento del 87% con respecto al anterior, y con el que se pretende impulsar la actividad de las cerca de 5.000 asociaciones que hay en Andalucía.

Ese fondo se complementa con la tarea de los que hacen posible con su altruismo la continuidad de estas organizaciones, los 383.159 voluntarios que forman parte de ellas y que ayudan a las personas con problemas que van desde adicciones y enfermedades a necesidades básicas. Algunos de estos voluntarios, como Mercedes, forman parte de estas entidades desde hace casi 20 años. Mercedes, a sus 70 años lleva 11 colaborando con Cáritas en Sevilla y admite que estar allí ayudando a la gente le "ha cambiado la vida". Se encuentra a diario con problemas de todo tipo y aunque "ahora influye el paro, sigue habiendo muchos problemas familiares". Desde Cáritas analizan cada caso y están "todos a una" para afrontar las dificultades de los que acuden a ellos en busca de ayuda. "Trabajamos con las personas porque a veces lo económico no es lo más importante", aunque "si es cierto que cada vez acude a nosotros más gente sin empleo o jóvenes que se separan y vuelven a casa de sus padres".

El Plan de la Junta pivotará también en gente como Alejandro, que es universitario y voluntario por partida doble: ayuda en Cáritas con el Proyecto Samuel, que busca la promoción de los menores en riesgo de exclusión, y también pertenece a la Plataforma de Voluntariado Alcalá-Los Alcores (Sevilla) que coordina a diferentes asociaciones facilitando recursos y asesoramiento para la realización de proyectos.
Enrique es un profesor jubilado que se sigue dedicando a la enseñanza desde Sevilla Acoge, donde ayuda a los inmigrantes, dando una formación básica en informática para hacer un curriculum, crear una cuenta de correo electrónico o utilizar paginas web que les ayuden a encontrar trabajo. Aunque se encuentra con barreras como el idioma utilizan el "pichinglis", el francés y el español para comunicarse. "Siempre he estado muy vinculado a los movimientos sociales y estas personas tienen dificultades y barreras de todo tipo". También a los inmigrantes ayuda Tatiana de 34 años y origen ruso que es voluntaria en la misma ONG donde ayuda a otros extranjeros a encontrar trabajo. "Llegué a la asociación a través de una amiga que también es voluntaria y me quedé".

Carmen es monitora de la Asociación Sevillana de Jugadores de Azar Rehabilitados (Asejer) y su historia comienza cuando uno de sus sobrinos, Antonio, reconoció su adicción al juego. Él también es hoy voluntario y ayuda en las terapias a otros jugadores "como otros me ayudaron a mí". Los jóvenes y las nuevas tecnologías son ahora el reto de esta asociación.

Estos son sólo algunos de los voluntarios andaluces, personas de toda condición que dan mucho sin pedir nada a cambio. Pese a todo, las asociaciones de la comunidad insisten: "Necesitamos más gente y la ayuda de la administración".

  • 1