Local

Un estudio publicado en Nature abre la puerta al desarrollo de nuevos fármacos contra el Alzheimer o el Parkinson

el 03 dic 2012 / 11:52 h.

TAGS:

Científicos de la Universidad de Granada, el Medical Research  Council del Reino Unido y la Universidad de Cambridge han abierto la  puerta al desarrollo de nuevos fármacos contra enfermedades  neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson, según ha  informado este lunes en una nota la institución académica granadina.

Este trabajo, publicado en el último número de la revista Nature,  ha descubierto nuevos mecanismos que regulan el reconocimiento de  cadenas de poliubiquitina, una proteína responsable de procesos  celulares fundamentales como la degradación de proteínas inservibles  (proteólisis), el reconocimiento antígeno-anticuerpo, la  transcripción y reparación del ADN y la muerte celular.

Las cadenas de la proteína ubiquitina actúan como mediadores en  multitud de procesos celulares, ayudando al transporte y favoreciendo  el encuentro de unas proteínas con otras dentro de la célula. La  poliubiquitina marca, a modo de 'faro señalizador', aquellas  proteínas que ya no tienen utilidad dentro de la célula y que deben  destruirse.

Cuando la ubiquitina se une a la proteína en cuestión, el  proteosoma, enzima responsable de la degradación, identifica a esta  proteína como "desechable" y comienza una cadena de reacciones que  terminan con la degradación total de la proteína. El estudio  demuestra que la identificación de las cadenas de poliubiquitina para  comenzar la función celular parte de la selección de la estructura  adecuada de la cadena a nivel molecular.

PROTEINAS INESTABLES

El mal funcionamiento del sistema de regulación por cadenas de  poliubiquitina está relacionado con patologías neurodegenerativas  (Alzheimer y Parkinson), el síndrome de Angelman, o el síndrome de  Von Hippel-Lindau.

Este estudio abre las puertas a un mejor entendimiento de la  regulación de las funciones celulares y mecanismos de respuesta en el  interior de las células ante la presencia de proteínas inestables  (que pueden desembocar en acumulación de cuerpos fibrosos en  patologías como el Alzheimer y el Parkinson), agentes extraños  (virales), y daño en el genoma (reparación de ADN).

Mediante el empleo de técnicas de fluorescencia monomolecular (una  técnica ultrasensible donde las moléculas de proteína se analizan  individualmente de una en una), el estudio presenta la existencia de  una variedad dinámica de estructuras en las cadenas de diubiquitina  (compuestas de dos unidades de la proteína reguladora), en contraste  con la conformaciones estáticas, establecida hasta la fecha en los  repositorios de estructuras de proteínas.

Como destacan los autores del artículo, la comprensión de cómo la  selección conformacional representa un paso primordial, nunca  evidenciado hasta ahora, en la función de cadenas de poliubiquitina,  puede permitir el desarrollo de nuevas terapias basadas en el  reconocimiento molecular ante estas patologías

En el artículo de Nature han participado los investigadores María  José Ruedas Rama y Angel Orte Gutiérrez, del Departamento de  Fisicoquímica de la universidad granadina.

  • 1