Local

Un exdirector del Bellas Artes rechaza que la Inmaculada de Murillo vuelva

Antonio Bonet y otros dos patronos del Prado, los sevillanos Emilio Lledó y Ana María Ruiz-Tagle, a favor de que la obra se quede en Madrid "siempre". Zoido la reclamará de nuevo.

el 15 mar 2013 / 20:56 h.

TAGS:

No sólo el director del Prado, Miguel Zugaza, es contrario a la devolución de la Inmaculada de los Venerables. Tres miembros del patronato de esta institución, muy vinculados con la capital hispalense, han rechazado en una carta trasladar esta preciada obra desde la pinacoteca nacional, después de que se les demandara su apoyo desde el Partido Andalucista (PA), uno de los impulsores de la campaña que busca hacer justicia tras el expolio napoleónico de Sevilla durante la ocupación francesa.

La formación política envió misivas a cinco patronos, de los que tres han respondido conjuntamente, en sentido negativo. Especialmente llamativo resulta que comparta este rechazo el que fuera director del Museo de Bellas Artes en 1969, Antonio Bonet (La Coruña, 1925), especialista en barroco y catedrático emérito de Historia del Arte y miembro de la Real Academia de San Fernando y de la de Bellas Artes de Sevilla.

Junto a Bonet suscriben la carta también Ana María Ruiz-Tagle (Sevilla, 1944), que ha sido senadora y diputada socialista y presidenta del Consejo Social de la Hispalense, y Emilio Lledó (Sevilla, 1927), filósofo y escritor, Premio Nacional de Ensayo e Hijo Predilecto de Andalucía en 2003.

En la breve misiva, enviada el pasado mes de febrero, estos patronos del Prado coinciden con los argumentos que el miércoles dio a este periódico Miguel Zugaza, aludiendo a la relevancia de esta obra dentro de la colección permanente del museo -"una de las más importantes"- y a que esta institución la recuperó intercambiando con el Louvre -donde acabó el cuadro finalmente tras el expolio napoleónico- por otra obra de Velázquez. De hecho, en la carta subrayan que la Inmaculada de Murillo "debe permanecer siempre en el Prado".

Ni el exdirector del Bellas Artes ni los otros ilustres sevillanos apoyan por tanto esta reclamación, que se inició con la llegada de la exposición sobre Murillo y Justino de Neve. El arte de la amistad, que devolvió por unos meses a su ubicación original el lienzo de Murillo. Numerosas voces se alzaron para pedir que el cuadro volviera definitivamente al sitio para el que fue pintado, en la capilla del mismo nombre, o en su defecto, al Museo. Expertos, asociaciones ciudadanas y la Diputación en pleno -con el respaldo de todos los partidos políticos- se han sumado a esta corriente. Desde el PA esperan aún la respuesta de dos patronos más y anuncian nuevas acciones.

El Ayuntamiento de Sevilla, que institucionalmente no ha realizado ninguna petición oficial al Museo del Prado para que devuelva la Inmaculada de Murillo, va ahora a sumarse a esta campaña y a reclamar la devolución del lienzo. La delegada municipal de Cultura, María del Mar Sánchez Estrella, explicó a este periódico que sería muy positivo para la ciudad que este cuadro regresara a la ciudad para la que fue pintado, y anunció que así se lo hará saber al director del Prado.

La concejal trasladará en su próximo encuentro con Zugaza la postura municipal y demandará además que "explique mejor" la negativa a devolver el cuadro. Sánchez Estrella recordó que en la Diputación todos los partidos apoyaron esta reclamación.

-->-->

  • 1