Local

Un exfutbolista pagó un crédito con una póliza de la Junta

Afirma que el exdirector general de Trabajo, Francisco Javier Guerrero, propuso esta fórmula para abonar una deuda

el 07 abr 2011 / 19:54 h.

TAGS:

El armario con las actas del Gobierno llegan al juzgado.

José Antonio Gómez Romón, más conocido como Pizo Gómez durante su etapa como futbolista, firmó una de las polémicas pólizas que el exdirector general de Trabajo Francisco Javier Guerrero realizó a cargo del presupuesto consignado para las ayudas al empleo. Más de 460.000 euros que cobró para pagar una deuda de la Junta con una empresa Navarra, pero que acabó destinándose a pagar un crédito personal del exjugador de fútbol, quien tenía una deuda con la Hacienda Navarra de un millón de euros.

Así lo explica el propio Gómez Romón en su declaración ante la Policía Judicial tras ser detenido por un delito de tráfico de influencias. Entre las pólizas investigadas por la jueza Mercedes Alaya que Guerrero firmó en favor de numerosas empresas, aparecen tres que están a nombre de tres personas en concreto, entre los que se encuentra el de Pizo Gómez. Los otros son el del ex alcalde del Pedroso Rafael Rosendo y el de Cristóbal Martínez, un exempleado de Azucareras Reunidas de Jaén a quien Guerrero, en su declaración como imputado, dice no conocer.

Según explica el exfutbolista de clubes como el Athletic de Bilbao o el Atlético de Madrid, la póliza figura a su nombre porque el dueño de la empresa Cenforpre, dedicada a la prevención de riesgos laborales y en la que trabajaba como delegado en Navarra, se lo pidió como favor porque "este tipo de pólizas no se pueden hacer a nombre de personas jurídicas". Gómez afirma que Guerrero, al que no conoció en persona porque "nunca viajó a Sevilla", le propuso esta fórmula a su jefe para pagarle el coste de "unos programas institucionales para la información en prevención de riesgos laborales" que la Junta le adeudaba. La póliza se firmó con Fortia Vida y comprometió el pago de 460.742,12 euros entre el 30 de noviembre de 2007 y el 31 de agosto de 2008.

Cuando recibió el dinero en la cuenta habló con su jefe para pedirle que le ayudase "pues tenía un problema con la Hacienda de Navarra", a la que debía "un millón de euros aproximadamente". Gómez Romón le propuso entonces "solicitar un préstamo personal de 500.000 euros" y pagarlo "con los ingresos de la póliza de la Junta", a lo que su jefe accedió. Ambos llevaron "la póliza de Fortia Vida para que se aceptase la operación y así se hizo".

De esta forma, "las cantidades procedentes de la póliza de Fortia Vida y en la que el tomador del seguro era la Junta, pagaba las mensualidades del crédito personal", concluye la Policía en su atestado para la jueza. El exjugador también aseguró que ha devuelto a su jefe unos 200.000 euros.

La Policía no interrogó a Guerrero sobre este asunto, aunque en un escrito que él firma el 2 de agosto de 2007, le pide a Fortia que de los 1,9 millones de euros que recibirían para la empresa Cydeplas Pet, 100.000 euros se destinasen "a aperturar la póliza cuyos beneficiarios son Rafael Rosendo y José Antonio Gómez". En otro escrito del 7 de abril de 2008, le pide a Vitalicio Seguros que reparta 1,7 millones de euros entre las pólizas de varias empresas. Entre ellas, están las de Rosendo y Gómez, a las que destina 130.000 euros. Además, el director regional de Vitalia dijo en su declaración que ambos nombres se los dio Guerrero para hacerles la póliza.

  • 1