Local

Un experimento del LHC pone en duda la Teoría de la Relatividad de Einstein

El CERN dice que son necesarias mediciones independientes antes de  que el efecto pueda ser refutado o establecido firmemente.

el 23 sep 2011 / 12:04 h.

TAGS:

El director general de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) y maximo responsable del laboratorio donde se halla LHC, el acelerador del partículas de Ginebra que busca el bosón de Higgs.
Un experimento del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), denominado  'OPERA', donde participan 160 investigadores de 11 países, ha puesto  en duda la Teoría de la Relatividad de Einstein, que establece que no  hay nada más veloz que la luz.

El hecho es que OPERA ha detectado anomalías en la velocidad de  desplazamiento de los neutrinos, unas partículas cuyas "enigmáticas  características" han demostrado que pueden viajar a una velocidad  ligeramente superior a la de la luz.  

De confirmarse estos resultados supondría un cambio en la  perspectiva de la Física actual, ya que, según la Teoría de la  Relatividad de Einstein, la velocidad de la luz es el "límite de  velocidad" impuesto por la naturaleza, es decir, no hay nada más  rápido que la luz.

Para poder llegar a estas conclusiones dicho experimento observa  un haz de neutrinos emitido desde los 730 kilómetros que separan la  sede de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN,  por sus siglas en inglés) y el Laboratorio Nacional subterráneo de  Gran Sasso (Italia). Precisamente, se ha demostrado que estas  partículas subatómicas pueden atravesar la materia ordinaria  prácticamente sin interaccionar, lo que les permite alcanzar esos  límites de velocidad.

Los resultados de OPERA están basados en la observación de más de  15.000 sucesos de neutrinos medidos en el laboratorio de Gran Sasso,  y, más concretamente, han comprobado que los neutrinos viajan a una  velocidad de 20 partes por millón por encima de la velocidad de la  luz, el "límite de velocidad" cósmica de la naturaleza, ya que se  supone que nada puede viajar a una velocidad mayor.  

ES NECESARIO LA OPINION DE EXPERTOS AJENOS

Dado el potencial de consecuencias de gran alcance de este  resultado, el CERN subraya que son necesarias mediciones de expertos  independientes, antes de que el efecto pueda ser refutado o  establecido firmemente.  

"Este resultado aparece como una completa sorpresa. Después de  muchos meses de estudios y controles cruzados no hemos encontrado  ningún efecto producido por los instrumentos que explique el  resultado de la medición. Los investigadores de OPERA continuarán sus  estudios mientras esperamos mediciones independientes para evaluar la  naturaleza de esta observación", ha dicho el portavoz de OPERA,  Antonio Ereditato.

"Cuando un experimento encuentra un resultado aparentemente  increíble y no puede encontrar defectos de la medición para  explicarlo, el procedimiento habitual es invitar al resto de la  comunidad de físicos a estudiarlo con un mayor escrutinio, y esto es  exactamente lo que la colaboración OPERA está haciendo, es una buena  práctica científica", ha apuntado el director de Investigación del  CERN, Sergio Bertolucci.  

"Si esta medida se confirma podría cambiar nuestro punto de vista  de la Física, pero tenemos que estar seguros de que no hay otras  explicaciones más mundanas. Esto requiere mediciones independientes",  ha añadido.

Para llevar a cabo este estudio, la colaboración OPERA ha unido a  expertos en materia de metrología del CERN y otras instituciones para  llevar a cabo una serie de mediciones de alta precisión de la  distancia entre la fuente de neutrinos y el detector, así como del  "tiempo de vuelo" de los neutrinos.  

COMPROBACIONES PRECISAS EN MAS PRUEBAS

La distancia entre el origen del haz de neutrinos y OPERA fue  medido con un margen de error de 20 centímetros sobre la ruta de 730  kilómetros que separa ambos puntos. El "tiempo de vuelo" de los  neutrinos se determinó con una precisión de menos de diez  nanosegundos (de diez a ocho segundos) mediante el uso de  instrumentos sofisticados como sistemas avanzados de GPS y relojes  atómicos.  

El tiempo de respuesta de todos los elementos de la línea del haz  de neutrinos y del detector de OPERA también se ha medido con gran  precisión.

"Hemos establecido una sincronización entre el CERN y Gran Sasso  que nos da una precisión de nanosegundos, y hemos medido la distancia  entre los dos sitios a 20 centímetros", ha explicado el investigador  del experimento, que ofrecerá un seminario en el CERN esta tarde para  explicar los resultados, Dario Autiero.  

"Aunque nuestras mediciones tienen una baja incertidumbre  sistemática y alta precisión estadística, y tenemos gran confianza en  nuestros resultados, esperamos compararlos con los de otros  experimentos", ha agregado.

Ereditato ha indicado finalmente que el impacto potencial en la  Física es "demasiado grande" como para sacar conclusiones o intentar  interpretaciones inmediatas. "Mi primera reacción es que el neutrino  nos sigue sorprendiendo con sus misterios", ha advertido.

  • 1