Local

Un experto critica la lentitud de Cultura con el Carambolo

¿Qué se podría haber hecho para que El Carambolo no se encontrara en la situación actual? ¿Era legal la construcción del hotel? ¿Y que ahora se prohíba? El arqueólogo Fernando Amores dio ayer respuestas a muchas de las preguntas que hoy se hace la ciudadanía sobre el asunto.

el 15 sep 2009 / 16:08 h.

TAGS:

¿Qué se podría haber hecho para que El Carambolo no se encontrara en la situación actual? ¿Era legal la construcción del hotel? ¿Y que ahora se prohíba? El arqueólogo Fernando Amores dio ayer respuestas a muchas de las preguntas que hoy se hace la ciudadanía sobre el asunto.

La segunda jornada del Simposio Internacional sobre El Carambolo dejó sobre la mesa y "sobre el tejado de la administración" muchas de las claves planteadas con motivo del 50 aniversario del hallazgo del tesoro comenzando por un recorrido desde los primeros estudios del profesor De la Mata Carriazo, en 1958.

Amores afirmó que la parcela "fue nombrada como suelo urbanizable para uso terciario por el entonces gobierno socialista de Camas porque ya existía allí un edificio construido, el Tiro de Pichón", y además se creía, por los estudios de finales de los 50, que el yacimiento estaba en muy mal estado, "por eso el PGOU permitía la construcción, aunque se mantuvo la cautela", destacó. El arqueólogo criticó que "un técnico de Cultura" afirme ahora que "no entendía cómo se puede construir sobre los restos tartésicos. A toro pasado no puede aceptarse", y lamentó la lentitud de Cultura y las disputas internas.

En cuanto al proyecto hotelero de Gabriel Rojas afirmó que "es indudable que el proyecto era legal, como también lo es rechazarlo ahora tras las catas y los informes", y añadió que "es una realidad que el valor del yacimiento supera lo esperado". Amores agradeció el trabajo realizado por el equipo de arqueólogos y también a Gabriel Rojas "bienintencionado promotor de una realidad que tantos dolores de cabeza le ha ocasionado".

En su disertación fue desgranando cada uno de sus puntos de vista sobre el yacimiento: "la opción de continuar con la excavación hubiera conservado mejor los muros de adobe y la condición de santuario, que no se supo hasta que se descubrieron los altares, le dio más valor al lugar", señaló para destacar que "ha faltado diligencia e inteligencia por parte de la administración", y concluyó preguntándose, "¿por qué no el hotel y el centro de investigación? Ahora no tenemos ninguno de los dos", y "¿cuánto vale ahora el suelo?".

Por último, esbozó una reflexión sobre el discurso museístico, "la diversidad a la hora de denominar piezas y periodos arqueológicos, que en el fondo refleja la disparidad del mundo universitario". Así, afirmó, un usuario que pasa de Málaga a Córdoba o a Sevilla ve que las piezas del museo se encuadran en la sección tartésica, protoibérica, ibérica?

  • 1