Feria de Abril

Un festivo convertido en la fiesta de la alegría para las familias

Nada más cruzar la portada un grupo de amigos que acudían al Real dictaba la sentencia de la jornada.

el 17 abr 2013 / 19:54 h.

Las familias Pérez, Benito y Castejón disfrutan de la Feria en el número 86 de Ignacio Sánchez Mejías. Las familias Pérez, Benito y Castejón disfrutan de la Feria en el número 86 de Ignacio Sánchez Mejías. (FOTOGALERÍA COMPLETA) Nada más cruzar la portada un grupo de amigos que acudían al Real dictaba la sentencia de la jornada. “Con este calor más que la Feria de Abril esto parece la Velá de Santa Ana”, comentaban abanico en una mano y acompañados de una buena copita de manzanilla en la otra, para lograr digerir los más de 35 grados de solemnidad que hervían al mediodía en el albero. Sofocos aparte, el único festivo de esta Feria cumplía con las expectativas de ser el día más concurrido en las casetas a la hora del almuerzo. Casi al olor de los primeros fogones, las familias completas ocupaban las mesas de la zona noble de las casetas, buscando una ligera brisa que apagara una sensación de calor que iba en aumento según avanzaban los minutos. Fiel reflejo de todo esto era lo que ocurría en el número 86 de la calle Ignacio Sánchez Mejías. Allí tres familias, los Pérez, los Benito y los Castejón, cumplían la hermosa tradición de volver a sentarse en torno a mesa a vivir la Feria de Abril y a brindar entre amigos desde El Balcón que da nombre a su caseta. El mediodía traía al Real verdaderas peregrinaciones de sevillanos que desembocaban desde la calle Asunción, la zona de Blas Infante y el puente de Los Remedios. Con ellos, el colorido volvía a pintar de belleza cada calle de esta ciudad efímera. Trajes de flamenca que ayer buscaban la tiranta donde el martes había mangas cortas. Las mismas que arremangadas en las camisas de los hombres sustituían en muchos casos a la chaqueta y la corbata. “Por la Feria”, bridaban dos parejas que paseaban en un carruaje por Joselito El Gallo. Su espíritu llenaba ayer las casetas. Copa con copa para dejar claro que, a pesar de los grados, cada vez son más las ganas de Feria.

  • 1