jueves, 13 diciembre 2018
01:51
, última actualización
Deportes

Un fin de semana aciago

el 08 abr 2012 / 22:46 h.

Nada bueno ha traído el fin de semana para los intereses sevillistas, pues a la derrota por la mínima en San Mamés se han unido las lesiones, seguramente para varias semanas, de Reyes y Kanouté, con los que Míchel no podrá contar en los próximos partidos –el jueves ante el Zaragoza, el lunes en Getafe, la visita del Levante– que ya se tornan especialmente decisivos por la proximidad del final.

Ayer en Bilbao, ante un Athletic que venía dando signos de agotamiento en la Liga (un punto de quince, y ante el Sporting) los sevillistas tenían una gran oportunidad de dar un golpe sobre la mesa y meterse de nuevo en zona europea, de la que salieron tras la doble derrota ante Levante y Real Madrid (jors. 16 y 17), en lo que fue el inicio de la nefasta racha que acabó por costar el puesto a Marcelino.

Ayer con un empate el Sevilla hubiera recuperado la sexta plaza, y a fe que hizo méritos para ello en una primera parte vibrante en la que Negredo y Manu dieron réplica a Llorente, gozando de grandes ocasiones. En la segunda, sin embargo, todo cambió. El tempranero gol del león gigante dejó a los nervionenses sin respuesta y el Athletic se hizo acreedor a un triunfo que le asegura virtualmente la permanencia y le permitirá ahora preparar con más paciencia la Copa y la Europa League, sus grandes objetivos del año. Lo mejor, pese al tropiezo, que la UEFA sigue estando a un punto, aunque la Champions se va a seis que hoy pueden ser siete.

  • 1