martes, 20 noviembre 2018
15:17
, última actualización
Local

Un foco de ratas en Padre Pío enfrenta a Sevilla y Alcalá

El Ayuntamiento de Sevilla exige la actuación del Consistorio alcalareño, que afirma que no ha recibido tal petición.

el 23 oct 2011 / 17:30 h.

Un foco de ratas y de suciedad en Padre Pío, que ha puesto en jaque a los vecinos del barrio sevillano, ha desatado un enfrentamiento político entre los ayuntamientos de Sevilla y Alcalá de Guadaíra, que se acusaron de ser los responsables de un foco cuyo origen se produce en unas cuadras con caballos situadas justo en la frontera entre estos dos términos.

El primero en denunciar el estado de "insalubridad" en el que viven los vecinos de Padre Pío fue el PSOE de la capital. El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Espadas, que visitó la zona, próxima al colegio Valeriano Bécquer, anunció que presentaría una moción urgente al pleno para exigir al alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), que "intervenga cuanto antes" en Padre Pío. "Es necesaria la desratización y la desinsectación del barrio puesto que es inadmisible que los vecinos vivan en estas pésimas condiciones que afectan gravemente a la salud de los vecinos", señaló el líder de la oposición tras reunirse con la Asociación de Vecinos Guadaíra, cuyos portavoces le trasladaron "la negativa a asistirles" del Ayuntamiento de Sevilla ya que "les dijeron en el Distrito Cerro-Amate que no había dinero para esa actuación".

También instaron al Consistorio sevillano a eliminar las montañas de escombros en el acceso al barrio situado tras el colegio, así como a coordinarse con el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaira, pues esta suciedad afecta a para de su término municipal.

Ese punto, precisamente, es el que ha desatado las críticas. El delegado del Distrito Cerro Amate, José Miguel Luque anunció que esta misma semana se desratizarán las zonas afectadas de la barriada de Padre Pío a través del Zoosanitario, tras haber mantenido varias reuniones con los vecinos. Sin embargo, Luque no dejó pasar la oportunidad para acusar de esa suciedad "al abandono" por parte del anterior gobierno municipal, y, de paso, cargar contra el vecino alcalareño, ambos del PSOE. Así, argumentó que el problema proviene de una cuadra y una escombrera que pertenecen al término municipal de Alcalá de Guadaíra, "Ayuntamiento al que se ha pedido responsabilidades y aún no se ha recibido respuesta". "En la última notificación les pedimos que limpiaran la zona (...) y si en cinco días no actúan tendremos que hacerlo nosotros", recalcó.

Sin embargo, esa petición no ha llegado a su destino. De hecho, el Ayuntamiento alcalareño no tiene constancia de la misma y negó su implicación en los problemas de suciedad. "En su afán por culpar a los demás de los males propios, el gobierno de Zoido no tiene escrúpulos en acusar a quién sea, primero al gobierno de Sánchez Monteseirín y ahora al de Alcalá", explicó el Consistorio a través de un escrito, en el que afirman que el Ayuntamiento de Sevilla incurre en una contradicción: "Si el origen de la suciedad radica en un terreno de Alcalá de Guadaíra, ¿cómo es posible que vaya a actuar?", indicó.

  • 1