Local

Un fuego obliga a desalojar un edificio de cinco plantas

Un hombre de 43 años resultó ayer herido de carácter leve en el incendio de una vivienda en la calle Esmeralda, en la barriada de San Francisco de Asís, que obligó además a desalojar en plena madrugada a la decena de vecinos que viven en el edificio y calcinó por completo el piso afectado. (Foto: Antonio Acedo)

el 14 sep 2009 / 22:19 h.

TAGS:

Un hombre de 43 años resultó ayer herido de carácter leve en el incendio de una vivienda en la calle Esmeralda, en la barriada de San Francisco de Asís, que obligó además a desalojar en plena madrugada a la decena de vecinos que viven en el edificio y calcinó por completo el piso afectado.

Aunque el fuego comenzó temprano, el aviso de una persona que vio desde fuera cómo salía humo por las ventanas y llamó a todos los porteros automáticos para alertar a los vecinos impidió males mayores: cuando llegaron la Policía y los Bomberos ya habían bajado hasta la calle la decena de personas que viven en el bloque, que tiene cinco plantas y un total de diez viviendas, aunque sólo siete de ellas habitadas.

Allí tuvieron que aguantar aún de noche, con la escasa ropa de abrigo que les había dado tiempo a coger, hasta que pudieron regresar a sus casas a las ocho y media de la mañana, según contaba ayer uno de los vecinos.

El suceso se produjo sobre las 5.40 horas de la madrugada cuando, por causas que aún se desconocen, se originó el incendio en un piso de la quinta planta del bloque, situado en la calle Esmeralda, número 7. En el domicilio viven dos personas, una de ellas el hombre de 47 años que tuvo que ser rescatado por los Bomberos y conducido al hospital Virgen Macarena, acompañado por la otra persona, que también recibió atención sanitaria.

La vivienda en la que comenzó el incendio quedó completamente calcinada, y fue necesario emplear tanta agua para apagar el fuego que los pisos inferiores han sufrido goteras y daños menores a causa de esa misma agua. El motivo, según indicaron los Bomberos a los residentes, es que en la vivienda afectada había numerosos objetos de fácil combustión, como ropa, que hicieron que el fuego creciera con rapidez y dificultaron su extinción.

Las llamas tiñeron además de negro el descansillo y el techo de la quinta planta, y provocaron daños en la puerta de la segunda vivienda situada en la quinta planta, aunque no entraron en la vivienda. Al ser el piso de mayor altura del bloque, el fuego no siguió subiendo.

hospitalizados. Los Bomberos de Sevilla trasladaron al lugar del siniestro tres vehículos para sofocar el incendio, mientras que el servicio de emergencias sanitarias 061 desplazó una ambulancia, que atendió al herido allí mismo y lo trasladó posteriormente al centro hospitalario, si bien sus heridas no revisten gravedad.

Aunque el incendio fue sofocado en unas dos horas, los Bomberos recomendaron a los vecinos que aguardasen a que el agua utilizada terminase de caer por las escaleras antes de intentar subir, por lo que no pudieron regresar a sus casas hasta las ocho y media de la mañana. La mayoría de los pisos están ocupados sólo por una o dos personas adultas, excepto una familia que sí contaba con un niño pequeño, el único que vive en el edificio.

La Policía Local y la Guardia Civil están analizando el piso siniestrado y han tomado declaración a sus ocupantes en busca de las causas del incendio.

  • 1