Local

Un gran impacto cambió Marte

El impacto más grande ocurrido en el Sistema Solar provocó las diferencias geomorfológicas de los hemisferios de Marte. El impacto en Marte ocurrió alrededor del mismo momento en el que se produjo el impacto sobre la Tierra que dio lugar a la Luna. (Foto: EFE)

el 15 sep 2009 / 06:55 h.

TAGS:

El impacto más grande ocurrido en el Sistema Solar provocó las diferencias geomorfológicas de los hemisferios de Marte, según tres estudios que se publican esta semana en la revista 'Nature'. El impacto en Marte ocurrió alrededor del mismo momento en el que se produjo el impacto sobre la Tierra que dio lugar a la Luna.

La cuenca creada, ahora parcialmente oscurecida por la esfera volcánica de Tharsis, tiene una forma elíptica y más de 10.000 kilómetros de longitud. Los tres estudios proporcionan nuevas pruebas de este gran impacto planetario y ayudan a explicar por qué un hemisferio de Marte es más bajo y tiene una corteza más fina que el otro.*

La dicotomía de la corteza marciana ha sido una de las características sin explicar más importantes sobre el planeta durante décadas. Una destacable diferencia en la topografía entre las suaves planicies del hemisferio norte y las regiones montañosas escarpadas indica que por alguna razón, la corteza en las tierras altas es mucho más delgada que en el norte.

Existen dos posibles escenarios para explicar el origen de esta dicotomía: el impacto de un gran asteroide o cometa o una convección del manto a gran escala. Hasta ahora los científicos no habían descubierto evidencias suficientes para apoyar su teoría. El problema se complica más por el hecho de que el 30 por ciento de la frontera se encuentra enterrado bajo flujos recientes de lava.

En el estudio dirigido por Jeffrey Andrews, del Instituto de Tecnología de Massachusetts en Cambridge (Estados Unidos), los investigadores analizaron estas fronteras dicotómicas de forma más precisa que antes utilizando observaciones de gravedad para eliminar la contribución de la protuberancia volcánica de Tharsis. Descubrieron que la total extensión de este vínculo alrededor del planeta se correspondía con una elipse, que llamaron 'cuenca Borealis'. Esta cuenca, que infieren se formó por un impacto oblicuo, es cuatro veces más grande que ningún otro cráter creado por un impacto conocido en el Sistema Solar.

En un segundo estudio, el equipo de Margarita Marinova, del Instituto de Tecnología de California en Pasadena (Estados Unidos), investigó las condiciones bajo las que un gran impacto podría haber producido las características observadas en la corteza de Marte sin destruirla por completo. Para ello, utilizaron simulaciones tridimensionales con las que probaron varios ángulos, energías y velocidades de impacto. Descubrieron que un impacto de ángulo reducido produce una fundición de la corteza que se mantiene y no borra la evidencia del impacto.

Por último, los investigadores de la Universidad de California en Santa Cruz (Estados Unidos), dirigidos por Francis Nimmo desarrollan una serie de modelos en dos dimensiones y alta resolución para estudiar la conducta de la corteza marciana durante el impacto.

Proponen que un gran impacto, además de excavar una cavidad del tamaño adecuado, explicaría dos observaciones adicionales: la alteración de la corteza en las antípodas del impacto, lo que sugiere que es responsable del declive observado en la fuerza del campo magnético de esa zona; y la materia fundida generada por el impacto que formó la corteza de las tierras bajas del norte.

  • 1