Deportes

Un gran Roddick hace trizas el sueño de Murray en Wimbledon

Roger Federer, que derrotó a Tommy Haas, y Andy Roddick, que hizo lo propio ante el local Andy Murray, se verán las caras por tercera vez en la final de Wimbledon. Los precedentes favorecen al jugador de Basilea, que siempre derrotó al de Nebraska, tanto en ambas finales (2004 y 2005) como en las semifinales de 2003.

el 16 sep 2009 / 05:13 h.

Roger Federer, que derrotó a Tommy Haas, y Andy Roddick, que hizo lo propio ante el local Andy Murray, se verán las caras por tercera vez en la final de Wimbledon. Los precedentes favorecen al jugador de Basilea, que siempre derrotó al de Nebraska, tanto en ambas finales (2004 y 2005) como en las semifinales de 2003.

La presión no benefició al escocés Andy Murray, que rompió en pedazos el corazón de los británicos tras claudicar ayer en la Central de Wimbledon ante el saque arrollador del estadounidense Andy Roddick, un rival que recurrió a su mejor nivel para medirse en otra final al suizo Roger Federer.

El sueño no se cumplió. Ni el de todo Reino Unido, ni el del propio jugador, que corrió a todas las bolas antes de rendirse, agotado, frustrado, resignado, ante la sexta mejor raqueta del mundo; un Roddick que se metió en otra final tras poner su firma, por 6-4, 4-6, 7-6 (7) y 7-6 (5), al marcador.

El estadounidense admitía luego que Murray -que logró nada menos que 76 puntos ganadores-, le obligó a recurrir a su mejor nivel para salir airoso; y reconoció que el hecho de que el escocés tuviera sobre sus hombros "toda la presión" le ayudó "quizás", aunque el británico aclarara posteriormente que él mismo se exige "para jugar bien".

a por el decimoquinto 'Grande'. Roddick tampoco será favorito en la final, ya que enfrente tendrá al inminente número uno del mundo Roger Federer. El suizo derrotó en la primera semifinal al alemán Tommy Haas en tres mangas por por 7-6 (3), 7-5 y 6-3.

Federer tiene ante sí la oportunidad de batir otro récord si suma su decimoquinto Grande, pues actualmente comparte marca con Pete Sampras, con 14 Grand Slams. Ante Haas le tocó luchar, pero sobre su excelente forma física apenas hay escépticos. Federer vuelve a ser el de antaño: el poderoso, el arrollador, el de las marcas imposibles y de las estadísticas vertiginosas.

Roddick y Federer se han enfrentado tres veces en Wimbledon, todas ellas con victoria para el suizo y dos fueron en finales, en 2004 y 2005.

  • 1