Local

Un grupo de empresarios culmina gratis unas obras del centro de discapacitados

Los trabajos en el patio del Centro Integral de Recursos para Personas con Discapacidad de la Fundación TAS quedaron concluidos gracias a la solidaridad de una decena de empresarios

TAGS:

Los empresarios ofrecieron su tiempo y sus medios para hacer unas obras valoradas en 25.000 euros. / Auxi Contreras Los empresarios ofrecieron su tiempo y sus medios para hacer unas obras valoradas en 25.000 euros. / Auxi Contreras Llamar a puertas en busca de ayuda puede ser un trabajo duro. Pero cuando se abre la que estaba esperando ser llamada, sucede el milagro. Eso le ha ocurrido a la Fundación Trabajo, Asistencia y Superación de barreras (TAS), nacida en Brenes y que trabaja en toda la comarca de la Vega. Durante toda la mañana del sábado, un grupo de 10 empresarios locales y de Villaverde del Río terminaron las obras del patio del que será el Centro Integral de Recursos para Personas con Discapacidad. «Lo hago para ayudar», afirmaba uno de los colaboradores, que no se lo pensó en acudir con su máquina retroexcavadora para repartir la zahorra por el terreno. José López Talavera no paró en contabilizar cuánto le estaba costando echar la mañana trabajando gratuitamente, ni siquiera en que había perdido «una semana de trabajo» por estar allí después de que le llamaran con la premisa de comenzar el mismo sábado. «Les he dicho que no, porque ya me había comprometido aquí», aseguraba a pesar de llevar «cinco años tirando como se puede». La clave ha estado, según la gerente de la entidad, Rosario Martagón, en «el efecto llamada». O «efecto dominó», como lo calificaba más tarde Juan Francisco Ruiz, quien se enteró «de casualidad» y no se lo pensó a la hora de ofrecer los 1.000 metros cúbicos de zahorra que se han extendido. «Les dije que tenía una finca y el resto ha venido solo». El resto son 10 personas, «que pueden parecer pocos», pero que ponen «maquinaria pesada que cuesta mucho dinero mover», como apostillaba Juan Francisco, quien afirma haberse «sorprendido mucho con la labor que desempeñan en la fundación». «Colaboro con ONG como Mensajeros de la Paz y no conocía el trabajo tan altruista que desarrollan aquí con los chavales», por lo que «animamos a que se colabore porque su tarea es muy necesaria», aseguraba con la satisfacción que da saber que se está ayudando a los demás. La jornada contó con un almuerzo elaborado y donado por el bar de la Peña Flamenca, vecina del centro. Los trabajos realizados están valorados en más de 25.000 euros. Estas obras son requisito indispensable para que, con posterioridad, el Ayuntamiento y la Diputación ejecuten el acerado perimetral del edificio de 2.000 metros cuadrados que alberga una Unidad de Estancia Diurna y un departamento de formación y orientación laboral para personas con discapacidad. Zonas que empezarán a funcionar el próximo mes de mayo y que serán inauguradas oficialmente en junio, con 20 usuarios para la unidad de día y unas 70 personas al año en formación. El Centro Integral de Recursos tiene pendiente la terminación de una tercera fase que alberga zonas comunes, una piscina cubierta y salas de rehabilitación, y una cuarta del Centro Cuando esté terminado, «los servicios se abrirán también de manera privada a usuarios lesionados por accidentes», según la gerente. También tendrá un aula de autonomía personal, que recrea una casa en una sala para que las personas aprendan a desenvolverse en un entorno doméstico lo más parecido a la vida real. Todo esto repartido en más de 2.000 metros construidos con los que la fundación tendrá capacidad para atender a 752 personas y creará 62 nuevos puestos de trabajo. La Fundación TAS se creó en Brenes en 2002 y ha generado un movimiento de voluntariado del que han disfrutado 2.000 personas. Actualmente, ofrece servicios en 12 municipios de la comarca de la Vega y del Corredor de la Plata (Alcalá del Río, Alcolea del Río, Aznalcóllar, Brenes, Burguillos, Cantillana, Castilblanco, Gerena, La Algaba, Lora del Río, Tocina-Los Rosales y Villaverde).

  • 1