jueves, 13 diciembre 2018
14:54
, última actualización
Local

Un grupo de vecinos se apoyan en la subida de ventas para insistir en blindar el Centro

Vuelven a pedir al distrito un plan restrictivo tras cifrar Aprocom la mejora económica en un 10%

el 10 ene 2012 / 20:41 h.

TAGS:

Las malas prácticas de los conductores han regresado al Centro tras la finalización del plan de regulación del tráfico de Navidad.

La resaca de las fiestas navideñas ha ofrecido estos días una conclusión sobre el tráfico que no arroja ningún tipo de dudas. Con un Casco Antiguo más restringido a la entrada de vehículos que durante el periodo en que estuvo en vigor el Plan Centro, las ventas de los comerciantes de la zona han aumentado entre un 12% y un 15%, según cifras facilitadas por Aprocom. Ahora, con el principal argumento esgrimido por el Ayuntamiento y los partidarios del libre acceso de vehículos en el aire, los vecinos exigen de nuevo al Gobierno municipal que elabore un plan de circulación que evite el caos de tráfico que sacude diariamente las calles del Centro y mejore su calidad de vida.

Sus cálculos no fallan. En todo el Casco Antiguo existen el mismo número de aparcamientos en superficie que de vehículos en propiedad de los vecinos. Y claro, su argumento se sostienen en que si no hay más plazas no caben más coches. Por ello, solicitaron ayer en la junta del Distrito un encuentro con el delegado de Movilidad, Demetrio Cabello, para exponerle su postura al respecto. Su objetivo, según manifestó el representante de las asociaciones de padres de alumnos en la junta, Rafael Ibáñez, pasa por que "nos cuente cómo va a ser el nuevo modelo y que su definición sea a través de un proceso participativo". Eso sí, lo único que no están dispuestos a negociar es que se mantenga la situación actual, en la que las restricciones dependen de una señalización que no respetan la mayoría de los conductores.

Los acontecimientos de los últimos días han respaldado sus argumentos. La restricción en el tráfico y el fomento del transporte público han dado lugar a una situación más que rentable para los comerciantes, cuyas ventas han aumentado incluso por encima del nivel medio de la ciudad, cifrado en el 9%. Los vecinos creen que "eso demuestra que la gente no necesita el coche para llegar al Centro" y hasta el propio vicepresidente de Aprocom, Tomás González, reconocía que, "aunque sean pequeños repuntes", el 2011 se había mostrado como un año más rentable. Paradójicamente coincidiendo con el periodo en el que estuvo en vigor el Plan Centro.

Estos datos han dejado al Ayuntamiento algo descolocado en cuanto a sus intenciones. De hecho, y a pesar de que el edil de Movilidad aseguró que en enero el plan estaría definido en su conjunto, nadie tiene claro a estas alturas cuál será el modelo que el PP aplicará en la zona. Ni siquiera los propios vecinos, que siguen esperando una llamada del alcalde en la que cumpla su promesa de consensuar un proyecto que debe ser ya definitivo. El último revés a esta indecisión llegó el lunes con la publicación del Barómetro Socioeconómico que revelaba una gran división en la ciudadanía sobre la derogación del Plan Centro. El respaldo social al que Juan Ignacio Zoido aludía en campaña se quedaba en el aire frente al 43% de los sevillanos que se mostraban contrarios a la eliminación de la restricción.

CAOS ESCOLAR. Sin un proyecto claro, las malas prácticas han regresado al Centro tras la finalización del plan de Navidad. La ausencia de Policía Local en las entradas limitadas a residentes y vehículos de carga y descarga han devuelto a la zona un paisaje en el que la doble fila y la invasión de zonas peatonales son una constante. Aunque la situación es aún más grave en hora punta. Tras las vacaciones, no sólo han regresado los niños a los colegios de la zona sino que con ellos han vuelto los temidos atascos que se reproducen a diario coincidiendo con su entrada y salida de los centros escolares. Un caos que se agudiza en la zona norte del Casco Antiguo y que ayer los vecinos utilizaron como argumento para pedir a Zoido que el Centro se libre de los coches.

  • 1