Local

Un hombre con esquizofrenia paranoide es condenado a dos años por un intento de violación

el 18 jul 2012 / 14:51 h.

TAGS:

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a un hombre a dos años de prisión y a pagar una indemnización por intentar violar a una mujer en plena calle del centro de la capital hispalense. El imputado padece esquizofrenia paranoide, aunque no seguía tratamiento médico.

En la sentencia, a la que Europa Press ha tenido acceso, la Audiencia Provincial condena a A.O.C., que se encuentra en prisión provisional desde el 22 de junio de 2011, momento en el que se produjeron los hechos, a dos años de cárcel por el delito de violación en grado de tentativa y al pago de 300 euros por una falta de lesiones, así como al abono de 500 euros por las lesiones causadas y 1.500 euros por las secuelas a la víctima de la agresión.

El condenado no podrá residir ni visitar Sevilla, ni estar a menos de 500 metros de la víctima, ni ponerse en contacto con ella en un plazo de cinco años. Además, deberá seguir un tratamiento médico externo, someterse al control médico periódico, y tendrá la obligación de participar en programas de educación sexual durante cuatro años.

El acusado presenta una patología psíquica de carácter irreversible consistente en esquizofrenia paranoide, "con escasa adherencia terapéutica", lo que favorece la aparición de descompensaciones clínicas que se traducen en comportamientos impulsivos y conductas desadaptativas, de manera que sus capacidades para conocer y querer estaban limitadas, según se especifica en la sentencia.

Los hechos ocurrieron el pasado 22 de junio de 2011 cuando, a las 2,00 horas, el acusado comenzó a seguir a la víctima, que caminaba sola por la calle Gravina. Al percatarse ésta, corrió e intentó refugiarse en un hostal cercano. Sin embargo, una verja de hierro le impedía el paso, por lo que gritó pidiendo ayuda a través de ella. El acusado se abalanzó sobre la víctima golpeándola con los puños en la cabeza y el rostro.

Antes de que pudiera cumplir su intención, el personal del establecimiento llegó para socorrer a la víctima y llamar a la Policía. La víctima sufrió lesiones como consecuencia del ataque, a lo que se suma que el testimonio aportado por la misma fue "claro, lógico y coherente", por lo que se le concedió total credibilidad.

La Audiencia considera, por tanto, que el acusado es autor de un delito de violación en grado de tentativa y de una falta de lesiones, en las que concurren la circunstancia eximente incompleta de alteración psíquica. Por ello, se le ha condenado a una pena de dos años de prisión, junto a las medidas médicas y de alejamiento previamente especificadas, más la indemnización para la víctima.

Estas penas, medidas e indemnizaciones, coinciden con las previamente solicitadas por el Ministerio Fiscal.

  • 1