Local

Un hombre se atrinchera y usa a su bebé como rehén

Un hombre al que la Policía Nacional fue a buscar porque su mujer denunció que la había agredido se atrincheró anoche en un piso del Polígono Sur con su bebé de cinco meses. Un negociador se pasó hasta las 6,30 de la mañana hablando con él hasta que logró que se entregara sin dañar al pequeño.

el 16 sep 2009 / 01:49 h.

TAGS:

I. Comesaña

Un hombre al que la Policía Nacional fue a buscar porque su mujer denunció que la había agredido se atrincheró anoche en un piso del Polígono Sur con su bebé de cinco meses. Un negociador se pasó hasta las 6,30 de la mañana hablando con él hasta que logró que se entregara sin dañar al pequeño.

El hombre, que finalmente fue detenido, tuvo una violenta reacción cuando una pareja de la Policía Nacional intentó hablar con él porque su mujer acababa de denunciar una agresión: cogió a su bebé de tan sólo cinco meses y escapó de su casa "saltando por los balcones", según confirmaron ayer fuentes de la Jefatura Superior de Policía. Fue así, por fuera del bloque, hasta que encontró un piso vacío y allí se atrincheró amenazando con hacerle daño al pequeño.

El temerario episodio comenzó en torno a las 23,30 horas de la noche del jueves, cuando una mujer paró a un patrullero en la calle Escultor Sebastián Santos, en la barriada Murillo del Polígono Sur. La joven y dijo a los policías que su compañero, un hombre de 25 años, le había pegado y le había arrebatado al bebé. Cuando fueron a buscarlo, después de dejar a la mujer protegida en el coche patrulla y de haber pedido refuerzos, el hombre escapó de tan peculiar manera, saltando por la parte exterior de las viviendas, hasta que dio con un piso que estaba vacío y se atrincheró en él, muy exaltado y amenazando con agredir a su hijo si trataban de entrar para capturarlo.

El suceso tuvo lugar en la parte más degradada del Polígono Sur, donde hay numerosas viviendas vacías, muchas de ellas recuperadas por la Junta porque habían sido ocupadas ilegalmente y ahora están a la espera de ser adjudicadas a un nuevo propietario.

Los policías que atendieron a la mujer, que ya había recibido el apoyo de varias unidades de Seguridad Ciudadana y de la Policía Judicial, decidieron reclamar la ayuda de un negociador de la Policía, ya que Sevilla cuenta con dos mediadores de los 22 que hay en España.

Este agente, experto en mediar en situaciones conflictivas en las que hay rehenes, pudo subir hasta la altura del piso en el que estaba el joven gracias a la escalera de un camión de los Bomberos, que al igual que la Policía Local se presentaron en la zona por si hacía falta su colaboración. Pero la negociación no fue nada fácil. El hombre tuvo que hacer gala de su capacidad de diálogo durante toda la noche, unas seis horas, hasta que en torno a las seis y media de la madrugada consiguió convencer al hombre para que cesara en sus amenazas y entregara al bebé, según explicaron estas mismas fuentes policiales.

El joven, que responde a las iniciales A.F.B. y tiene 25 años, fue detenido y ayer permanecía en los calabozos de la Policía Nacional a la espera de ser trasladado a un juzgado de Violencia contra la Mujer para que decida sobre su situación. La víctima, que no tenía lesiones de gravedad por la agresión que había sufrido, fue trasladada a una casa de acogida junto con el pequeño para que estuviese protegida de su pareja, en previsión de que quede en libertad si el juzgado así lo decide.

  • 1