miércoles, 24 abril 2019
23:02
, última actualización
Local

Un incendio calcina parte de la casa-palacio de los Cuadra en Utrera

Numerosas personas y un importante despliegue de los servicios de emergencia han tomado esta mañana la plaza Enrique de la Cuadra -conocida popularmente como 'del Bacalao'- al conocerse que la casa-palacio de los Cuadra, que actualmente está sufriendo una importante rehabilitación para convertirla en el museo de la ciudad, estaba siendo pasto de las llamas.

el 16 sep 2009 / 07:29 h.

TAGS:

Numerosas personas y un importante despliegue de los servicios de emergencia han tomado esta mañana la plaza Enrique de la Cuadra -conocida popularmente como 'del Bacalao'- al conocerse que la casa-palacio de los Cuadra, que actualmente está sufriendo una importante rehabilitación para convertirla en el museo de la ciudad, estaba siendo pasto de las llamas.

En torno a las 13.30 horas, los empleados de la empresa Estudio y Ejecuciones S.A., encargada de los trabajos que están acometiéndose en el inmueble, alertaron de un incendio que estaba calcinando parte de la planta alta del edificio, fechado a finales del siglo XVII. Hasta el lugar del suceso se desplazaron cuatro dotaciones de los Bomberos de Utrera, que tuvieron que ser apoyados por un vehículo escala del parque de Dos Hermanas, uno nodriza procedente de Arahal y un BUL (bomba urbana ligera) llegada desde la localidad de Los Palacios y Villafranca. Junto a ellos, también acudieron tres dotaciones de Protección Civil y varios vehículos del área técnica del Ayuntamiento utrerano, así como Policía Local y la Guardia Civil, quienes tuvieron que restringir el tráfico rodado en la zona. En total, 49 personas y los operarios de la propia empresa lucharon contra un incendio visible desde numerosos rincones de la ciudad, debido a la gran columna de humo que llenó el ambiente.

Desperfectos. Como consecuencia del incendio, se ha visto afectada parte de la cubierta del edificio, y también ha quedado destrozado por completo el artesonado, vigas y embellecimiento de varias habitaciones importantes, como el salón noble y el pabellón mudéjar, entre otros, cuya decoración data de la década de 1870, unos trabajos que posiblemente realizara en su día el artista local Francisco Escamilla.

Afortunadamente, el fuego no ha invadido ninguno de los inmuebles colindantes, y tampoco se han registrados daños de carácter personal. Horas después del suceso, todavía seguían los efectivos de emergencia controlando el incendio, enfriando la zona, vigilando los posibles conatos y eliminando las partes del inmueble en peligro de derrumbe.

Al conocer la noticia, el alcalde de Utrera, Francisco Jiménez, dejó apartadas sus vacaciones estivales para acudir al recinto y conocer de primera mano las dimensiones del siniestro. Junto a él, también se desplazaron la alcaldesa en funciones, María Dolores Pascual; y el concejal de Cultura, Francisco Serrano, entre otros.

El regidor utrerano se mostró preocupado por el suceso aunque, "afortunadamente, no se ha perdido todo el inmueble, que fue lo que nos temimos al enterarnos, se han podido salvar otros espacios importantes del edificio y las paredes de la casa han aguantado sin derrumbarse". Según señaló, serán los informes técnicos los que determinen el origen del siniestro, cuyas causas se desconocen por ahora, debiendo ser la empresa encargada de las obras y los seguros contratados los que se hagan cargo de la situación.

Lo que sí dejó claro Jiménez es que este importante proyecto de rehabilitación "va a continuar".

La casa-palacio que albergará el futuro museo de la ciudad -propiedad del Estado, aunque cedido al Ayuntamiento- es un edificio de finales del siglo XVII, que fue remodelado una centuria después y al que, en el XIX, Enrique de la Cuadra le dio su aspecto actual.

  • 1