Local

¿Un incendio provocado para tapar un crimen?

Un vecino de Jaén, F.M. de 42 años, falleció el miércoles de madrugada tras el incendio declarado en el interior de su vivienda. La Policía Judicial investiga las causas y baraja que la muerte se produjera antes que el fuego.

el 15 sep 2009 / 04:26 h.

TAGS:

Un vecino de Jaén, F.M. de 42 años, falleció el miércoles de madrugada tras el incendio declarado en el interior de su vivienda. La Policía Judicial investiga las causas y baraja que la muerte se produjera antes que el fuego, debido a las heridas de arma blanca que presentaba.

El cuerpo de la víctima presenta heridas de arma blanca anteriores al fuego. Entre diez y catorce puñaladas que, según algunos de los residentes de la vía, se podrían deber a un posible ajuste de cuentas relacionado con drogas: "En el interior de la vivienda se sucedían las peleas y las discusiones, entraba y salía mucha gente porque, al parecer, se encontraba envuelto en asuntos de drogas". El bloque de pisos estuvo precintado durante toda la jornada.

F.M. estaba separado de su mujer desde hace varios años y vivía sólo en la tercera planta del inmueble -residencia habitada por su familia desde hace muchos años, y que en el bajo se ubicaba, hace un tiempo, una conocida panadería de la ciudad-, mientras que la segunda era propiedad de su tía.

La mujer conoció el suceso alertada por uno de los vecinos que, además, es amigo de la familia y que reside en la populosa vía desde hace tiempo. Fueron los vecinos del bloque que colinda, junto con los que viven justo enfrente los que, asustados ante el sonido de un fuerte golpe que se produjo sobre las dos de la madrugada del miércoles, se asomaron a las ventanas y vieron la vivienda en llamas. De momento, alertaron a los servicios de Emergencias del incendio en el tercer piso de la vivienda: "Fue terrible, porque, en un principio, pensamos que se trataba de un escape de gas, por lo que avisamos a algunos de nuestros conocidos para que salieran de sus casas ante la posibilidad de que se extendiera. No sabíamos bien qué hacer, porque una situación desconocida como esta, produce mucho miedo y te inmoviliza", explicaron.

Además, en la zona se ubica un local de hostelería, cuyos camareros recogían sobre esa misma hora los veladores que conforman la terraza, y que estuvieron en todo momento junto a los vecinos de la zona. Según aseguran, una amplia dotación de agentes de Bomberos y la Policía Nacional se personó en tan sólo unos minutos en el lugar en el que se produjo el suceso.

  • 1