lunes, 18 febrero 2019
10:59
, última actualización
Local

Un informe avala las multas de los vigilantes de la zona azul

La Agencia Tributaria da la razón a AUSSA frente a policías y ciudadanos

el 08 jul 2010 / 18:42 h.

TAGS:

La polémica, en principio, está zanjada. Un informe de la Agencia Tributaria respalda que el personal de la empresa Aparcamientos Urbanos de Sevilla (AUSSA) puedan multar a vehículos que cometen alguna infracción. Según la portavoz del gobierno municipal, Nieves Hernández (PSOE), el informe prueba que "las denuncias firmadas por los controladores son absolutamente legales y los ciudadanos tienen la obligación de abonarlas".

 

El Consistorio encargó el informe a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) después de las protestas generadas por ciudadanos que mostraron su desacuerdo con las multas que les habían impuesto los vigilantes de AUSSA, responsables de la zona azul. Se unían así a las críticas de la Policía Local, cuyos sindicatos denunciaron que los trabajadores de AUSSA invadían sus competencias. Ahora, la Agencia Tributaria le da la razón a éstos y apoya la validez de las sanciones.

Nieves Hernández explicó ayer que los trabajadores de AUSSA pueden denunciar infracciones ocurridas fuera de la zona que en principio les compete, es decir, la zona azul. Estas reclamaciones son equiparables a las que hacen los ciudadanos ante la Policía Local, por ejemplo, "cuando hay un vehículo en doble fila o en la puerta de su garaje". La única diferencia es que la Agencia Tributaria exige la presencia de un testigo, que puede ser otro trabajador de AUSSA.

Para la portavoz del gobierno local, este requerimiento "refuerza los mecanismos de prueba" y "la base jurídica" sobre la que se sostienen las denuncias, ya que, como recordó, los vigilantes "no son la autoridad". También negó que el hecho de que el testigo necesario sea un trabajador de la misma empresa pueda suponer una falta de objetividad.

Hernández aseguró que a lo largo de los años 2008 y 2009 sólo prosperaron ocho recursos contra estas denuncias, que se tramitan por la vía contencioso-administrativa. No obstante, admitió que no tenían cuantificadas las reclamaciones que han cursado los ciudadanos por este tipo de sanciones ni cuántos han dejado de pagar las multas por estar en desacuerdo con ellas.

Además, la portavoz apuntó que en muchas ocasiones son los propios ciudadanos los que se dirigen a los controladores de AUSSA para realizar reclamaciones sobre infracciones de tráfico y que éstas son "denuncias igualmente válidas" que las realizadas ante la autoridad.

  • 1