Local

Un informe de 2003 ya avisó de irregularidades en Santa Coloma

Detenido en Madrid un noveno implicado en la trama de corrupción.

el 28 oct 2009 / 20:58 h.

TAGS:

La investigación sobre el caso de corrupción recién destapado en Santa Coloma de Gramenet sigue arrojando datos. Ayer se supo que la Sindicatura de Cuentas -el órgano fiscalizador externo de toda la gestión económica de las administraciones públicas catalanas- halló en 2003 irregularidades en varios aspectos de la gestión de Bartomeu Muñoz al frente del Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), como en la adjudicación de obras. Sin embargo, cuando el informe llegó al Parlamento catalán en 2007 ningún grupo quiso analizarlo ni debatirlo.

En el documento, de 122 páginas, el organismo analizaba minuciosamente tres áreas de gestión del consistorio en las que detectó varias irregularidades: en el impuesto sobre las plusvalías de terrenos de naturaleza urbana, la gestión de personal y las inversiones reales y su financiación. Las irregularidades detectadas en 2003 no guardan relación directa con el caso de supuesta corrupción urbanística destapada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que ordenó las detenciones. No obstante, algunas de las anomalías recogidas en el informe están vinculadas a la adjudicación de obras y servicios municipales, que es precisamente el procedimiento que los implicados habrían utilizado ilegalmente para enriquecerse.

Los empresarios implicados en la trama desmantelada se dedicaban a invertir en proyectos inmobiliarios sobornando a ediles para que recalificaran el suelo. Quienes contactaban con todos los interesados, personas como Macià Alavedra y Lluís Prenafeta, se llevaban una comisión y ayudaban a evadir el dinero en cuentas de paraísos fiscales.

La Guardia Civil detuvo ayer en Madrid a otro presunto implicado en el caso -denominado Pretoria-. Se trata del consejero delegado de una empresa con sede en Santa Coloma, Manuel Carrillo, según confirmaron a Europa Press fuentes cercanas al caso. Con éste, ya son nueve los detenidos en la operación.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, habló ayer al respecto y dijo que él no atribuirá los casos de presunta corrupción a una conspiración, como, según él, hizo el PP en el Gürtel. El líder catalán lanzó además un mensaje de confianza en las instituciones públicas pese a entender la "alarma social" e "irritación" de la ciudadanía por los últimos casos de corrupción en Cataluña, ante los que pidió "firmeza" a la justicia y autocrítica a los partidos.

Tenso ambiente. En esta coyuntura se reunió ayer en Pleno el Parlamento catalán. Montilla y el líder de CiU, Artur Mas, evitaron enfrentarse en la Cámara a raíz de los casos de corrupción destapados en Cataluña, a lo que se sumaron ERC e ICV-EUiA, mientras que el Partido Popular y Ciutadans reclamaron por su parte una comisión parlamentaria de investigación.

  • 1