Economía

Un informe de la Junta revela que se pierde dinero en el olivar de mesa

El estudio de la cadena de valor muestra que la industria y la distribución sí ganan

el 08 oct 2010 / 21:56 h.

Los datos oficiales avalan las protestas del sector.

Un amplio informe elaborado por la Consejería de Agricultura admite la falta de rentabilidad de la cosecha de aceituna de mesa por los elevados costes de recolección y el bajo precio que pagan las industrias de aderezo al agricultor. Es una denuncia constante de las asociaciones agrarias, en especial de Asaja-Sevilla, pero hasta ahora no se contaba con datos oficiales que la sustentaran. Y es aquí donde radica la importancia de este estudio.

Concluye que, para los tipos de aceituna analizados una vez que se ha completado la cadena productiva -es decir, tras comercializarse al público, después de ser cosechada y envasada-, siempre hay pérdidas en el campo, mientras que las envasadoras y las empresas de distribución comercial sí ganan dinero.

"Se observa que, en todos los casos, los márgenes obtenidos son negativos", siendo la pérdida del agricultor de 11 céntimos por kilo en la aceituna negra oxidada con hueso y de variedad hojiblanca y de hasta 27 céntimos en la verde rellena de anchoa, que es la más popular. En ambos casos se trata de la campaña 2008-09, una sola, según dejan claro los técnicos que han confeccionado el informe, de forma que no se puede extrapolar al resto.

No obstante, desde la patronal Asaja comentan que los números rojos son habituales en un sector donde ganan las entamadoras -la industria encargada de la primera transformación de la aceituna de mesa al meterla en salmuera-, las envasadoras y, por último, las cadenas comerciales. De hecho, esta asociación agraria se movilizó en otoño del año pasado en protesta por los bajos precios y su asfixia financiera, y ahora esas cifras oficiales le dan la razón.

En concreto, para la aceituna verde rellena de anchoa el coste de producción para el agricultor sumó en la campaña analizada 0,82 euros por kilo, aunque las entamadoras le pagaron 0,55, de ahí la pérdida de 27 céntimos. En cambio, el margen de beneficio en la fase industrial -incluye las entamadoras, que limpian las olivas, las clasifican y las dejan en la salmuera, y las envasadoras- fue del 9% -porcentaje equivalente a 20 céntimos por kilo-, y del 12,3% en el caso de la distribución -o 0,27 euros por kilo-. El precio de venta al público se colocó en 2,22 euros por kilo.

Para la otra aceituna estudiada, la negra oxidada, también se constata que el porcentaje mayor de ganancia radica en la fase comercial (esto es, en la tienda), con el 16,4%, siendo del 11,3% para la industria y nulo en el caso de los agricultores -los mencionados 11 céntimos de pérdida-.

El amplio análisis de la cadena de valor de la aceituna de mesa hace especial hincapié en los elevados costes de recolección, toda vez que la mayoría de la cosecha aún se recoge a mano.

Así, en las explotaciones de secano el 69% de los costes lo acaparan la mano de obra y el transporte, siendo el 63% en el caso del regadío. Sin embargo, en las fincas con empleo de maquinaria en la recolección estos costes bajan al 46-50%, de ahí que el estudio resalte los "múltiples" proyectos de I+D+I abiertos para reducir el impacto de la mano de obra con máquinas y, así, conseguir mayor rentabilidad.

En cuanto al empleo generado, en las fincas de secano se emplean entre 35,72 y 37,86 jornales por cada hectárea, y entre 41,2 y 42,98 jornales en regadío. La recolección es la actividad que demanda una mayor mano de obra, al aglutinar un 81-84% de los jornales generados.

El informe revela, además, las producciones de las envasadoras, que suelen guardarse con celo. La principal empresa es Agrosevilla, con cuota del 19,41%, seguida del grupo Ángel Camacho (14,63%); Aceitunas Guadalquivir (11,33%); Hojiblanca (9,77%); Internacional Olivarera (5,28%); Acyco (4,95%); la sociedad La Española (3,44%); Euroliva (3,41%); la firma Osuna Mission (3,35%), y Agroaceitunera (3,08%). El volumen total de aceitunas envasadas fue de 251.679,19 toneladas.

  • 1