Local

Un informe denuncia la complicidad de británicos con la tortura en Pakistán

Un nuevo informe denuncia la complicidad de agentes británicos con sus colegas paquistaníes, acusados de torturar a sospechosos de terrorismo. El informe identifica al menos a diez ciudadanos británicos supuestamente torturados en Pakistán.

el 15 sep 2009 / 23:03 h.

TAGS:

Un nuevo informe denuncia la complicidad de agentes británicos con sus colegas paquistaníes, acusados de torturar a sospechosos de terrorismo. El informe, del que es autor la organización estadounidense de derechos humanos Human Rights Watch, identifica al menos a diez ciudadanos británicos supuestamente torturados en Pakistán e interrogados después por agentes del Reino Unido.

Según el informe, cuyo contenido ha sido filtrado al dominical "The Observer", ésa puede ser, sin embargo, sólo la punta del iceberg.

El informe parece desmentir al ministro británico de Exteriores, David Miliband, quien ha afirmado en reiteradas ocasiones que Gran Bretaña no condona las torturas.

Miliband ha sido criticado por negarse a publicar documentos relativos al tratamiento de un residente británico de origen asiático llamado Binyam Mohamed, actualmente detenido en la prisión de Guantánamo.

Esos documentos contienen supuestamente pruebas de la complicidad de funcionarios británicos en las torturas infligidas a Mohamed, que será repatriado la semana entrante por Estados Unidos.

Según Ali Dayan Hasan, que dirigió la investigación de Human Rights Watch, fuentes de los servicios secretos paquistaníes suministraron información y pruebas que confirman la complicidad británica en los interrogatorios y las torturas de sospechosos de terrorismo.

Es la primera vez que agentes paquistaníes confirman las acusaciones según las cuales los británicos dejaron hacer el trabajo sucio a otros para sacar luego información a esos sospechosos.

Según el informe adelantado por "The Observer", distintos agentes del MI5 (espionaje británico) interrogaron a diferentes sospechosos, que dijeron haber sido víctimas de torturas entre los interrogatorios.

El periódico cita con nombres y apellidos a varios ciudadanos o residentes británicos que afirman haber sido torturados por funcionarios paquistaníes e interrogados acto seguido por agentes británicos.

El diputado conservador David Davis exigió una aclaración del Gobierno británico y dijo que las autoridades de este país "en el mejor de los casos miraron para otro lado" mientras los paquistaníes torturaban a esos sospechosos.

Human Rights Watch ha presentado ya su informe al Comité Conjunto sobre Derechos Humanos del Parlamento británico, que convocará al ministro de Exteriores, Miliband, y a la del Interior, Jacqui Smith, para que den explicaciones.

  • 1