Local

Un informe pericial detecta que hubo facturas duplicadas y obras sin hacer

El jurado del caso de las supuestas facturas falsas se enfrentó el jueves a dos informes periciales contradictorios, inciertos y cuestionados por Fiscalía y Defensa. El encargado por el juzgado a peritos independientes apunta que hubo varias obras que no se hicieron. Todo lo contrario que el de los técnicos municipales.

el 15 sep 2009 / 22:56 h.

TAGS:

El jurado del caso de las supuestas facturas falsas se enfrentó el jueves a dos informes periciales contradictorios, inciertos y cuestionados por Fiscalía y Defensa. El encargado por el juzgado a peritos independientes apunta que hubo varias obras que no se hicieron. Todo lo contrario que el de los técnicos municipales.

Los dos informes se tambalearon a lo largo de la sesión. Sus autores tuvieron que mostrar dudas, eludir cualquier afirmación rotunda y tratar de defender su profesionalidad e independencia. Las fechas son la base del problema. Los peritos tuvieron que revisar la ejecución de pequeñas obras -un columpio, un rebaje en la acera o unos pivotes- más de dos años después de que se pagasen.

Cuando saltó públicamente el escándalo. Además, como carta de navegación contaban únicamente con unas imprecisas indicaciones que se recogían en los expedientes. El resultado son dos estudios contradictorios, pero que son fundamentales para la deliberación del jurado. Si se toma como base el encargado por el juzgado, hubo facturas dobles en Macarena por una misma obra y más de dos -las demoliciones de San Diego todos asumen que no se hicieron- cobradas pero sin ejecutar. Si se da completa credibilidad al otro, hay rastros de las obras en la mayor parte de los sitios, y donde no hay es porque se han realizado actuaciones urbanísticas posteriores.

Los dos peritos contratados por el juzgado justificaron su trabajo: "Ante la duda siempre hemos optado por decir que se han hecho las obras. Pero en varios casos todos los indicios nos indicaban que no se habían ejecutado las obras". En otros casos había "tres facturas y sólo una obra". El abogado de José Marín, José María del Nido, tanteó el talón de aquiles de estos informes, que sus autores tuvieron que admitir: "Las obras estaban indicadas de forma vaga (...) algunas no se localizaron". Tampoco se pidieron informes de obras posteriores ni se contactó con la empresa que supuestamente realizó las obras.

El informe de los técnicos municipales planteaba todo lo contrario, como señalaron sus autores, un técnico de Urbanismo y otro de Hacienda: "Dos años después no se puede constatar que las obras se hicieron", pero se detectaron restos de trabajos que se corresponden con las facturas y zonas reformadas tras los trabajos. El abogado del PA -acusación particular- trato de desmontar estos testimonios: fueron encargados por el Ayuntamiento y los técnicos fueron trasladados a los sitios por el ex director del distrito Macarena Carmelo Diana.

  • 1