Local

Un joven malí mata en El Ejido a otro de Gambia en una reyerta

Un hombre de Gambia, de 26 años, murió ayer en El Ejido (Almería) tras ser golpeado en la cabeza en el transcurso de una reyerta con un palo de madera por un joven malí de 25 años. La Policía achacó el homicidio a que el agresor sufrió una enajenación mental transitoria.

el 15 sep 2009 / 21:28 h.

TAGS:

Un hombre de Gambia, de 26 años, murió ayer en El Ejido (Almería) tras ser golpeado en la cabeza en el transcurso de una reyerta con un palo de madera por un joven malí de 25 años. La Policía, que no confirmó que fuera un crimen por racismo, achacó el homicidio a que el agresor sufrió una enajenación mental transitoria.

La agresión mortal sucedió en torno a las 9.30 horas en medio de una reyerta en la que se vieron implicadas varias personas en el Camino de Pampanico de El Ejido, según explicaron fuentes de la Subdelegación de Gobierno en Almería citadas por Europa Press. Tras los hechos, la Policía detuvo al varón de nacionalidad malí, identificado como K.K., quien fue acusado del asesinato del joven malí, cuyas iniciales son J.L. El agresor hirió también a otras personas que intentaron evitar la pelea.

Fuentes policiales concretaron que el presunto homicida, que convivía en El Ejido con varios compatriotas, había empezado a mostrar un comportamiento especialmente agresivo desde hacía tres días y hasta comenzó a sufrir episodios de alucinaciones, por lo que la madrugada de ayer precisó de atención médica en el Hospital de Poniente.

Unas seis horas después de abandonar las dependencias hospitalarias, donde le suministraron el correspondiente tratamiento médico, varios testigos lo vieron perseguir en el Camino del Ayudante, próximo al barrio de Pampanico, a dos varones de origen subsahariano que no guardaban relación alguna con él.

A las 9.10 horas, sin que mediara discusión previa entre el detenido y los dos subsaharianos, que trataban de huir del primero, el arrestado empezó a increparlos con un palo en la mano. Cuando finalmente K.K. logró darles alcance, le asestó varios golpes en la cabeza al joven de Gambia, que falleció en el acto.

Varios testigos, que circulaban en ese momento por la carretera en la que se produjo la mortal agresión, intentaron impedir el suceso y el malí se abalanzó contra ellos. Después se dirigió a una cooperativa próxima, donde agredió a varios trabajadores, entre ellos el gerente. Siete personas resultaron heridas, aunque de carácter leve, debido a los golpes del ciudadano malí, que también causó daños en varios turismos. El más grave de los heridos sufre una fractura en el brazo.

El arresto del hombre se produjo en la cooperativa. La Policía Nacional acudió hasta el lugar tras el homicidio y redujo al malí. El detenido podría pasar mañana a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de El Ejido.

El agresor no estaba drogado. Las citadas fuentes Policiales descartaron que el acusado hubiese actuado bajo el efecto de sustancias estupefacientes o que tuviese relación con el fallecido, sobre el que, tal y como relataron los testigos presenciales, se abalanzó de repente mientras profería gritos cuando éste transitaba por la zona junto a una tercera persona en busca de jornal en una cooperativa agrícola cercana.

El cadáver del fallecido, que pudo ser identificado gracias a la tarjeta sanitaria que portaba junto a un pasaporte de Gambia, fue trasladado a la sede del Instituto de Medicina Legal (IML) del municipio donde se le practicará la autopsia.

  • 1