Local

Un joven pagará 30.000 euros a su ex novia por difundir vídeos pornos

Un acto de venganza le costará 30.000 euros. Un joven ha sido condenado a indemnizar con esta cantidad a su ex pareja, después de que difundiese en internet una serie de vídeos pornográficos de su ex novia.

el 15 sep 2009 / 16:16 h.

TAGS:

Un acto de venganza le costará 30.000 euros. Un joven ha sido condenado a indemnizar con esta cantidad a su ex pareja, después de que difundiese en internet una serie de vídeos pornográficos de su ex novia, grabados durante el tiempo que estuvieron juntos, en respuesta a la ruptura de la pareja.

El joven, de 23 años, ha aceptado hacer frente a esta indemnización, que le ha permitido eludir un juicio en el que la Fiscalía pedía para él cuatro años y tres meses de prisión por colgar en internet vídeos pornográficos con su ex novia en venganza por la ruptura de la relación.

Los vídeos fueron grabados de forma voluntaria mientras duraba la relación, pero fueron difundidos por el joven, que responde a las iniciales C.E.B., en venganza porque su ex novia tenía una nueva pareja.

Fuentes del caso explicaron a Efe que el procesado se ha librado de la pena de cárcel que pedía el fiscal porque el delito de revelación de secretos del que estaba acusado sólo es perseguible a instancias del ofendido y, en este caso, la joven accedió a retirar las acciones penales.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, el acusado mantuvo un noviazgo de tres años con la víctima, tiempo durante el cual ambos grabaron, de común acuerdo, sus relaciones íntimas y otras imágenes en las que la chica aparecía desnuda y en poses pornográficas.

En torno a los meses de mayo y junio del año 2005 la pareja rompió y un tiempo después el acusado, en venganza al conocer que la víctima había entablado una relación afectiva con otra persona, "decidió publicar en internet, en un sitio donde tuviera acceso cualquier internauta, los vídeos y fotografías que guardaba en su ordenador".

Además, el individuo, que usó el nombre imaginario de Luis García, los días 28 de noviembre de 2005 y 1 de diciembre del mismo año remitió sendos correos electrónicos al nuevo novio de la chica, bajo el título La verdad sobre la zorra de tu novia, en los que "describía las fotografías obscenas" que había colgado.

También indicaba al joven las direcciones de internet y del programa eMule donde podía ver las imágenes pornográficas de la relación anterior de la joven. Los hechos fueron denunciados entonces por la perjudicada y las fotos y vídeos fueron retirados del lugar donde habían sido colocados. Inicialmente, la Fiscalía había imputado a C.E.B. un delito de revelación de secretos y había pedido cuatro años y tres meses de cárcel y el pago a la perjudicada de una indemnización de 6.000 euros. Pero finalmente se ha resuelto el proceso con el abono de 30.000 euros a la víctima. Esta sentencia responde a la doctrina judicial impulsada en los últimos años de sancionar todo tipo de venganzas a ex parejas a través de soportes digitales que impliquen un deterioro de la integridad personal y una violación de la intimidad.

Han sido numerosos los casos recientes de estas características. En 2007, Sevilla fue escenario de un suceso similar, aunque con elementos distintos. Un joven fue sancionado con 1.800 euros de multa y 3.000 de indemnización por una particular venganza a su ex novia: colgó en un sex shop de la capital una serie de anuncios con el teléfono y los datos de su ex pareja ofreciéndose a mantener topo tipo de relaciones sexuales y empleando "términos obscenos". La joven recibió llamadas a distintas horas del día.

  • 1