Local

Un juez de Cádiz separa a madre e hija por una bofetada

La Audiencia Provincial de Cádiz ha notificado este mes una sentencia dictada en 2007 que condena a una madre a separarse de su hija por abofetearla para reprenderla por insultar a su tío.

el 15 sep 2009 / 03:24 h.

TAGS:

La Audiencia Provincial de Cádiz ha notificado este mes una sentencia dictada en 2007 que condena a una madre a separarse de su hija por abofetearla para reprenderla por insultar a su tío. Concepción Solís no ve a la pequeña, de 10 años, desde que tenía siete cuando se produjeron los hechos en 2005 en plenos trámites de separación de su marido, que fue quien la denunció.

El magistrado se ha limitado a ratificar una decisión anterior del juzgado de lo Penal número 1 de Cádiz, que en septiembre de 2006 ordenó que la madre estuviera separada de la menor durante un año y nueve meses. Aunque desde esa fecha no ha podido estar con ella, una providencia judicial estima que la condena empieza a aplicarse a partir de este mes de abril.

Esta decisión judicial ha sido como un jarro de agua fría para Concepción que esperaba poder volver a estar con su hija en pocos meses. La sentencia la castiga por abofetearla, tirarle del pelo y darle un cachete en el trasero y aunque se arrepiente de lo ocurrido, considera que ya ha pagado por su delito y lamenta tener que perderse la adolescencia de la pequeña. "El otro día le compré un pijamita. Hace tanto tiempo que no la veo que se lo compré pequeño", dijo Solís, quien aseguró sentirse "literalmente muerta".

La defensa ha recurrido ante el juzgado pidiendo que se escuche el deseo de la menor. "Que sea oída por el juzgador porque si no tiene miedo, quiere ver a su madre y no existe ningún antecedente, grave que la ponga en peligro, el perjuicio que se está ocasionando es impedir que esté con su madre. Ya no se defiende el derecho de la madre a estar con su hija, sino el derecho de la hija a estar con su madre", señaló su abogado, Manuel Pérez Peña.

La primera sentencia prohibió a esta mujer tener contacto con sus otros cuatro hijos, que siguen con su padre en Jerez. Desde marzo puede viajar allí desde Madrid, donde reside ahora, para estar con ellos.

  • 1