Un juez obliga al SAS a hacer indefinido a un eventual al que no renovó tras 11 años

El fallo, primer éxito de la asociación de eventuales sanitarios, considera que existía una relación laboral y considera que hubo despido nulo por «represalia» ante sus reclamaciones laborales

el 03 sep 2014 / 12:00 h.

La asociación de eventuales del SAS (Aesas), constituida a principios de año por profesionales sanitarios en esta situación laboral que han presentado demandas judiciales colectivas e individuales para regularizar su situación, acaba de cosechar su primer éxito ya que el juzgado de los Social número 3 de Cádiz ha considerado «despido nulo» con obligación por parte del SAS de readmisión la no renovación de un radiólogo que durante 11 años trabajó en el mismo puesto en el Hospital Punta Europa de Algeciras concatenando contratos temporales. La sentencia, con fecha de ayer, considera probado que el demandante tenía una «relación laboral» con el Servicio Andaluz de Salud «que atendiendo a la elevada antigüedad acarrea su calificación como indefinida» por lo que considera que el hecho de que el pasado junio no fuera renovada su contratación al finalizar la anterior constituye un «despido nulo» ya que atribuye el hecho de que no le llamasen «a represalia por motivo del ejercicio de sus derechos». saeTras 11 años trabajando en el mismo puesto, y asociación al colectivo de eventuales del SAS creado, el denunciando impuso la correspondiente reclamación individual previa para que se reconociera su carácter de indefinido. Tal reclamación fue puesta por el denunciante el 15 de mayo y el 1 de junio, cuando el SAS inició una nueva remesa de renovaciones de contratos temporales «no se hizo llamamiento alguno» a este profesional «para que se reincorporara a prestar servicios del tipo de los que venía prestando al entender que la relación estaba extinguida» si bien sus son actualmente desempeñadas por otra persona». Por ello, el juez entiende que la decisión del SAS obedece a la «existencia de una reclamación previa sobre reconocimiento de derechos laborales» y «ello acredita ánimo de represalia». Por ello, considera que se ha producido un despido y declara la «nulidad» de éste porque «nos hallamos ante una vulneración del derecho de defensa», condenando al SAS a su readmisión como indefinido y al pago de los salarios de tramitación que debiera haber percibido desde junio. Contra esta sentencia cabe recurso en suplicación. Desde Aesas mostraron su «satisfacción» por este primer éxito judicial y según destacó el abogado del colectivo, Manuel Martos, «abre nuevamente la vía a la jurisdicción social para enjuiciar las irregularidades laborales, que según datos del propio SAS afectan posiblemente a los 17.000 trabajadores no fijos de esa administración». Aesas aglutina actualmente a más de 600 profesionales sanitarios que llevan años trabajando para el SAS con contratos temporales que se van renovando cada tres meses, al mes o incluso menos tiempo, y la misma ha promovida la presentación de una demanda colectiva contra la «gestión irregular del personal» por parte de la Consejería de Salud , al considerar que existe un fraude de ley al mantener a una misma persona en el mismo puesto encadenando contrataciones temporales sin hacerle indefinido.

  • 1