Local

Un juez ordena la demolición de una finca ilegal que inició los trámites de regularización

Habían construido su vivienda en una parcela calificada como no urbanizable. Esgrimen un plan de regularización que ha puesto en marcha el Consistorio.

el 16 feb 2013 / 22:14 h.

TAGS:

El Juzgado de lo Penal número 12 de Sevilla ha condenado a dos hombres a un año de cárcel y a demoler a su costa una casa ilegal construida en Arahal pese a que el Ayuntamiento aprobó un plan de regularización que adaptará el suelo donde se ubica la vivienda a la calificación de urbanizable. En el juicio, los acusados mostraron su conformidad con el escrito de acusación y las penas solicitadas, pero no así de su demolición, pues su abogado alegó dicho plan de regularización, que se encuentra a la espera del informe positivo de la Junta y de su aprobación definitiva, para lo cual aportó prueba documental y la declaración del concejal municipal de Urbanismo.

En la sentencia, consultada por Europa Press, la juez dice que la cuestión alegada por los imputados "ya ha sido objeto de valoración en múltiples ocasiones" por las distintas audiencias provinciales, que "concluyen, si no unánimemente sí mayoritariamente, que el inicio de un proyecto de regularización del terreno por particulares o administraciones no es impedimento para la apreciación de la punibilidad de la conducta". La infracción "se comete vigente la calificación que impide la construcción y no puede condicionarse a ulteriores calificaciones, pues siempre el suelo es susceptible de otro encuadramiento con el tiempo". Al hilo, señala que tal modificación está sujeta a "una larga tramitación que puede culminar o no con un pronunciamiento favorable a la urbanización".

Los acusados, M.G.R. y B.G.R., adquirieron en 2006 un terreno de mil metros cuadrados en Arahal, en una zona en la que se había procedido, con anterioridad a su compra, a llevar a cabo una parcelación ilegal y a la edificación sin licencia por parte de "muchas" personas integradas en la asociación de vecinos Villa de los Caquis y que están imputadas en otros procedimientos. La finca está "en terreno no urbanizable", pese a lo cual, "sin pedir licencia y conocedores de la naturaleza del suelo adquirido", construyeron una vivienda de 40 metros cuadrados, una piscina, una caseta para la depuradora y un cuartillo de obra de 20 metros cuadrados.

  • 1