Local

Un jurado declara culpable de asesinato al acusado de estrangular a su mujer en El Cuervo

La víctima se encontraba durmiendo en la vivienda que ambos compartían.

el 25 may 2011 / 16:28 h.

TAGS:

La Guardia Civil escolta a un detenido por matar a su mujer en El Cuervo, en enero de 2010.

Un jurado popular ha declarado culpable por un delito de asesinato, con la atenuante de confesión, al hombre acusado de estrangular hasta dar muerte a su esposa mientras ésta se encontraba durmiendo en el dormitorio de la vivienda que ambos compartían en la localidad sevillana de El Cuervo, según el veredicto hecho público en la tarde de este miércoles en la Audiencia Provincial de Sevilla.

De este modo, y según han informado a Europa Press fuentes del caso, el jurado popular ha considerado probado por unanimidad que el procesado, J.M.C.E., "con ánimo de acabar" con la vida de su esposa, Josefa R.Z., "le oprimió fuertemente el cuello con las manos" hasta provocarle la muerte por asfixia, todo ello al tiempo que "evitó cualquier posibilidad de defensa" de la víctima, que "se encontraba tendida en la cama y dormida o adormilada".

Tras ello, según ha considerado probado el jurado, el acusado llamó a la Policía Local y le confesó que había hecho algo "muy grave". Al mismo tiempo, el jurado ha declarado no probado que el acusado sufriera la noche de los hechos un estado depresivo, así como que consumiera "una cantidad excesiva" de antidepresivos -el procesado defendió durante la vista oral que había consumido siete pastillas antidepresivas-. Por todo ello, lo ha considerado, por unanimidad, culpable de matar a su esposa y se ha mostrado contrario a concederle el indulto.

Pues bien, una vez conocido el veredicto, la fiscal ha solicitado finalmente para el procesado 20 años de cárcel y el pago de una indemnización de 20.000 euros a cada uno de los dos hijos de la pareja por un delito de asesinato, una petición a la que se han adherido las acusaciones particulares que ejercen la Abogacía del Estado y el letrado de la Junta.

"YO LA QUERIA"

Durante su declaración en la primera sesión del juicio, el acusado reconoció los hechos aunque dijo que lo hizo tras tomar "siete o diez pastillas" porque estaba "nervioso perdido" y depresivo, defendiendo asimismo que la víctima "no estaba dormida, estaba casi despierta". "Yo la quería, pero fui a buscarla para ver cómo estaba y la estrangulé", resumió.

El encartado, que precisó que se encontraba "mal" desde hacía "dos o tres años", señaló que, en el momento de la agresión, su esposa "se defendió un poquillo". Tras ello, y todavía sin saber si su mujer estaba muerta, llamó a la Policía Local y le dijo "que algo pasaba", preguntándole a los agentes que acudieron a la vivienda familiar "si tenía pulso, pero me dijeron que no".

Según relata el Ministerio Público en su escrito de acusación, consultado por Europa Press, los hechos tuvieron lugar entre las 2,00 y las 4,00 horas del día 3 de enero de 2010, cuando el procesado, Juan Manuel C.E., "actuando con la intención de ocasionar la muerte" a su esposa, Josefa R.Z. de 45 años, "aprovechó que ésta se encontraba durmiendo" en un dormitorio del domicilio para dirigirse hacia allí.

El fiscal añade que, una vez en el lugar, "y para impedir la posible defensa" de la víctima, el acusado "la atacó de forma sorpresiva y la estranguló apretándole fuertemente el cuello con las manos, obstruyéndole los orificios respiratorios hasta ocasionarle la muerte por asfixia"


  • 1