Un jurado compuesto por cinco mujeres y cuatro hombres enjuiciará al parricida de Dos Hermanas

Luis Miguel Briz Torrico está acusado de asesinar a sus padres y a su hermana en una vivienda unifamiliar el día 28 de febrero de 2013.

el 14 nov 2014 / 09:34 h.

luis-briz-dos-hermanas-parricida Un jurado popular enjuiciará a partir de este viernes a Luis Miguel Briz Torrico, el joven acusado de asesinar a sus padres y a su hermana en una vivienda unifamiliar de la localidad sevillana de Dos Hermanas el día 28 de febrero de 2013, según han informado a Europa Press fuentes judiciales. La Audiencia Provincial de Sevilla ha acogido en la mañana de este viernes la  constitución del jurado popular que enjuiciará al acusado, que ha  quedado compuesto por cinco mujeres y cuatro hombres, quedando además  como suplentes un hombre y una mujer. Las mismas fuentes han explicado que, una vez constituido el  jurado, el próximo lunes tendrán lugar las alegaciones previas por  las partes personadas, como son la Fiscalía, la acusación particular  que ejerce la familia de las víctimas y el abogado de la defensa, y  la declaración del imputado. La acusación particular solicita para el acusado 60 años de  cárcel, mientras que la Fiscalía pide 57 años de prisión por tres  delitos de asesinato. No obstante, el Ministerio Público considera que en este caso  concurre la eximente completa de enajenación mental, por lo que  solicita para Luis Miguel Briz 57 años de cárcel por los tres delitos  de asesinato que "serán sustituidos por el internamiento para  tratamiento médico en establecimiento" por el tiempo de la condena,  mientras que en concepto de responsabilidad civil pide que indemnice  con 172.036,68 euros a los familiares de las víctimas. LOS HECHOS En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press,  el Ministerio Público relata que los hechos tuvieron lugar "en hora  indeterminada" del 28 de febrero, cuando el acusado llegó a su  domicilio y se hizo con un cuchillo de cocina de 19,5 centímetros de  longitud con el que, acto seguido, "acometió por detrás, sin que lo  esperara y con ánimo de darle muerte", a su hermana. De este modo, y "sin darle tiempo a reaccionar", degolló a su  hermana, que falleció "a consecuencia directa" de las heridas  sufridas, pone de manifiesto el fiscal. En ese instante, los padres del acusado "pretendieron dirigirse"  desde el dormitorio en el que se encontraban "en auxilio" de su hija,  "si bien al salir de la habitación se encontraron de frente y de  forma inesperada" con el acusado, quien "en la ira del ataque" les  abordó "con cuchillo en mano e impidiéndoles la salida" del cuarto. Así, "con ánimo de darle muerte", el imputado acometió en primer  lugar a su madre, a la que asestó distintas puñaladas que le causaron  un total de 28 heridas, de entre las que se pueden diferenciar  algunas "de carácter superficial" que afectaron a manos y antebrazos,  "propias de actos de defensa frente a los ataques de su agresor, al  producirse las acometidas frente a frente". HERIDAS DE DEGüELLO El fiscal cita a continuación las heridas incisas, causadas en la  zona del mentón, clavícula y barbilla, "heridas fallidas cuyo destino  último era alcanzar la zona del cuello", y la herida "causante de la  muerte" y que consiste en el "degüello", lo que le provocó la sección  de la vena yugular externa, la sección parcial de la tráquea y el  desgarro del esófago. Todo ello provocó una hemorragia externa masiva  que le causó la muerte "en ese mismo momento". Acto seguido, "y sin solución de continuidad", el acusado atacó a  su padre "con idéntico ánimo de acabar con su vida" y le asestó  diversas puñaladas que le causaron un total de 14 heridas, de entre  las que se pueden distinguir las causadas en miembros superiores, que  son de "carácter superficial, propias de la defensa que sostuvo con  su agresor en un intento de parar acometidas y de sujetar el arma";  las heridas incisas en mentón y clavícula, "heridas fallidas cuyo  destino último era alcanzar la zona del cuello", y las heridas de  degüello, que le provocaron finalmente la muerte. Según añade el fiscal, el acusado, después de acabar con la vida  de su hermana y sus padres, "arrastró los cuerpos hasta el  distribuidor de la vivienda, colocándolos sobre una manta y  cubriéndolos con una sábana", tras lo que, al día siguiente, se  personó en los juzgados de Dos Hermanas manifestando al funcionario  que se encontraba de guardia "que en su casa había tres personas  cadáver y que tendrían que hacer algo con ellos". El fiscal agrega que, en el momento de los hechos, el imputado  presentaba una patología psíquica de carácter irreversible y por  brotes, consistente en esquizofrenia paranoide, no presentando  conciencia de su enfermedad, a lo que se suma una "escasa" adherencia  terapéutica, "lo que ha contribuido a que presente descompensaciones  psicopatológicas". De su lado, el abogado defensor considera que su cliente cometió  tres delitos de homicidio, aunque defiende la existencia de las  eximentes completas de trastorno mental y defensa propia, pidiendo  por ello que sea internado en una clínica particular a fin de que sea  tratado de dicho trastorno.  

  • 1