Local

Un juzgado condena a Tussam por hacer contratos temporales ilegales

Una trabajadora de Tussam ha logrado que un juez reconozca que su despido es improcedente porque su contrato temporal era ilegal, por lo que deberá hacerla indefinida. No obstante, la empresa, que recurrirá el fallo, ha optado por indemnizarla. Foto: Javier Díaz.

el 14 sep 2009 / 22:48 h.

TAGS:

Una trabajadora de Tussam ha logrado que un juez reconozca que su despido es improcedente porque su contrato temporal era ilegal, por lo que deberá hacerla indefinida. No obstante, la empresa, que recurrirá el fallo, ha optado por indemnizarla.

El Juzgado de lo Social número 8 de Sevilla ha reconocido como improcedente el despido de una trabajadora de la empresa municipal de transportes Tussam cuyo contrato, de obras y servicio, expiró el 5 de agosto de 2007, al considerar que en el mismo no se han recogido los imperativos legales necesarios. En concreto la juez considera que en el mismo "no figura con el rigor exigible la causa motivadora de tal contratación temporal", amparada "en una eventualidad no acreditada".

De esta forma, la sentencia obliga a que Antonia Maya sea readmitida en su puesto, con las mismas condiciones que tenía y con carácter indefinido, apoyándose para ello en una resolución del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en la que señala que "como no consta en modo alguno la temporalidad de los servicios -cual aquí sucede- es evidente que dicho contrato debe presumirse indefinido".

Sin embargo, según explicó la propia afectada, Tussam, que ayer no ofreció ninguna versión a este periódico, le anunció su intención de recurrir la sentencia ante el TSJA, si bien especificó que optará, en caso de que el fallo no le sea favorable, por indemnizar a la trabajadora. La sentencia ofrece también esta opción fijando para ello una cuantía de 1.105,35 euros más los sueldos dejados de percibir desde el pasado 5 de agosto, lo que supone casi 12.000 euros. Ambas cantidades -más de 13.000 euros- ya han sido depositadas en la cuenta del juzgado, lo que ha sido calificado por la Agrupación Sindical de Conductores como "vergonzoso y discriminatario".

Por su parte, Antonia -de 41 años, divorciada, con dos hijos menores, de 16 y 10 años, a su cargo, con los que vive en una VPO de alquiler- señaló que lo que quiere es "el puesto de trabajo" y calificó de "discriminatoria" la actitud de la empresa "porque en casos similares, como eran hombres los readmitió". Según la trabajadora, la semana pasada "me dijeron en recursos humanos que me iban a readmitir y ahora me dicen lo de la indemnización, no se puede jugar así con los sentimientos de las personas". "¿Dónde está la integración laboral que tanto nos prometieron?, se preguntó, ya que ingresó en Tussam tras participar en los cursos de conductor de autobús organizados por el área municipal de Empleo en los que, entre otros, participaron mujeres maltratadas.

En su denuncia, que presentó junto a dos mujeres más que también fueron despedidas, alegaba discriminación sexual, ya que "se ha renovado el contrato a muchos compañeros que tenían mucha peor puntuación", y recordaba que "a otros ni siquiera han realizado las pruebas de selección". Sin embargo, según el fallo "no está acreditado" que dicha discriminación se haya producido.

  • 1