Local

Un juzgado permite a Las Irlandesas aumentar la ratio de una clase para reagrupar a dos hermanas

El centro escolar afirma "contar con la capacidad técnica y educativa para garantizar el aumento de la ratio".

el 06 sep 2011 / 15:15 h.

TAGS:

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 14 de Sevilla ha estimado la demanda interpuesta por unos padres contra la resolución de escolarización para el curso 2010-2011 hecha por la Delegación Provincial de Educación de Sevilla en la que se deniega a una menor cursar el primer curso de Educación Primaria en el centro concertado 'Virgen María-Irlandensas' de la capital hispalense, pese a que su hermana sí que fue admitida en este colegio en el primer curso del segundo ciclo de Educación Infantil.

Según se argumenta en la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, mientras que el centro escolar afirma "contar con la capacidad técnica y educativa para garantizar el aumento de la ratio" que solicita la familia para que sus dos hijas vayan al mismo colegio, la Administración educativa no ha probado que "se produzcan perjuicios de ninguna índole por la escolarización de la menor en el colegio".

Por ello, y teniendo en cuenta que existía un "informe favorable" de la dirección de 'Las Irlandesas' para admitir a la menor en Primaria, que se había producido además "la baja de un menor previamente admitido" y que la Administración "no ha demostrado que la escolarización de la niña haya supuesto un quebranto ostensible en la calidad de la enseñanza", la jueza instructora del caso ha decidido estimar la demanda de los padres y permitir al centro aumentar la ratio de una de sus clases de Primaria, sobrepasando así los 25 alumnos por aula fijados por ley, para que las dos hermanas estudien en el mismo centro y se produzca la reagrupación familiar exigida por la familia.

"Dada la edad de las menores y la dificultad de conciliar la vida familiar y laboral al tener que llevar a sus hijas a distintos centros, puede considerarse que estamos ante un supuesto en el que sería aconsejable un aumento de ratio de cara a evitar la separación entre hermanos", argumenta.

NO SE VULNERA LA ELECCION DE CENTRO

Eso sí, la jueza no admite los otros argumentos presentados por los padres de las menores -- a los que representaba el despacho RSZ-- y en los que se alegaba la vulneración a la libre elección de centro y el derecho a la formación religiosa. Según explica la sentencia, la prevalencia o no del derecho a la libre elección de centro docente por parte de los padres "no es un derecho absoluto", sino que se puede limitar cuando la demanda supera a la oferta "mediante el establecimiento de criterios racionales y objetivos" y cuando no se hayan producido "infracciones" en el proceso de escolarización que aconsejen la anulabilidad del mismo, como ocurre en este caso.

Además, argumenta la juez que no se puede entender que se esté vulnerando el derecho a la formación religiosa porque "la educación religiosa es de oferta obligatoria en todos los centros docentes, públicos y concertados, y de opción voluntaria para los alumnos, siendo impartida, en el caso de la religión católica, por profesorado propuesto por la propia autoridad religiosa".

 

  • 1