Local

Un kit para los trasplantes

El Virgen del Rocío ha patentado una herramienta que permite detectar rechazos en los trasplantes. El kit, desarrollado en la unidad de Inmunología del hospital, funciona en los injertos de hígado y de riñón y los médicos están comprando ahora su eficacia en los de médula ósea.

el 16 sep 2009 / 06:25 h.

TAGS:

El Virgen del Rocío ha patentado una herramienta que permite detectar rechazos en los trasplantes. El kit, desarrollado en la unidad de Inmunología del hospital, funciona en los injertos de hígado y de riñón y los médicos están comprando ahora su eficacia en los de médula ósea.

"La prueba detecta un tipo de hepatitis, conocida como inmune de novo post-trasplante, que afecta al 10% de quienes reciben un órgano", explica Antonio Núñez, jefe de Inmunología del Virgen del Rocío. "La eficacia del kit es absoluta y permite detectar la enfermedad y resolver con éxito todos los casos", añade Núñez.

El proyecto nació tras una investigación del servicio de Inmunología del hospital sevillano, que describió por primera vez en la literatura médica este tipo de hepatitis ligada a los trasplantes. Eso fue en 2001. "Sabíamos, porque había sido descrito tanto en España como en el resto de Europa y Estados Unidos, de la existencia de esta hepatitis, pero su origen era enigmático y las causas desconocidas", afirma Núñez.

Tras la investigación, el paso siguiente era desarrollar la herramienta, y ahí entró en juego la firma Biomedal, una spin-off (una empresa ligada a una institución) de Cartuja 93. Desarrollar el kit ha costado 140.000 euros, mucho menos que los 200.000 que cuesta un trasplante, cuyo fracaso esta herramienta evita con fiabilidad.

Biomedal ha desarrollado el kit (basado en la técnica patentada por el Virgen del Rocío) y éste ya ha sido adquirido por los hospitales Gregorio Marañón y Puerta de Hierro, en Madrid, y, fuera de España, por el Technion Haifa, en Israel, y el Cedars-Sinai Medical Center, en Los Ángeles.

La técnica se desarrolló para detectar rechazos causados por este tipo de hepatitis en trasplantes de hígado, sin embargo, su eficacia ya ha sido constatada también en riñón "y hay visos de que puede funcionar en médula ósea", asegura el jefe de Inmunología del Virgen del Rocío.

Hasta ahora, cuando los médicos tenían sospechas de que algo iba mal en el trasplantes, tenían que hacer biopsias, es decir, tomar muestras directamente del órgano que se creía afectado. "La técnica que hemos desarrollado, sin embargo, no es invasiva, simplemente funciona con una muestra de sangre y los resultados se conocen a las dos horas", apunta Núñez. Este kit detecta si el organismo de quien recibe un órgano genera un determinado tipo de anticuerpos contra la proteína GSTT1.

  • 1