domingo, 18 noviembre 2018
12:59
, última actualización
Local

Un ladrón ‘experto’ en casas de policías

el 21 oct 2011 / 20:44 h.

TAGS:

Lo suyo parece puro gafe, porque pocas cosas pueden ser peores para un ladrón que acabar en casa de un policía, y a él le ocurrió nada menos que cuatro veces este verano.

Bueno, quizá sea peor aún llevarse la cartera del agente con su placa reglamentaria y su carné profesional, y también lo hizo. Este delincuente habitual, con más de 60 detenciones anteriores, ha ingresado en prisión después de que el Grupo de Robos de la Policía Nacional lo detuviera, el mes pasado, acusado de 24 robos en domicilios de Sevilla Este, tres de ellos en viviendas de policías locales, según confirma la Policía Nacional.

Y no era una estrategia: los investigadores aseguran que se coló en las casas de los agentes por casualidad.

Sus propios compañeros recuperaron en Torreblanca la placa que el ladrón le había robado a este policía un par de semanas después de que Manuel C.C., un antiguo conocido de la Policía que ronda los 50 años, fuera detenido y encarcelado. Se le imputan 24 robos en viviendas de las que se llevaba el dinero, las joyas, ordenadores y otros objetos de valor y de pequeño tamaño que le era fácil trasladar.

Al parecer, antes de ser detenido el ladrón tuvo tiempo de entregarle la placa a otra persona que la tenía en su poder en Torreblanca, y que no ha podido ser localizada, ya que la placa se entregó de forma anónima.

Tres agentes municipales adscritos al distrito de Torreblanca fueron los que lograron recuperarla, después de que todos los policías que trabajan en la calle advirtieran a los delincuentes habituales del barrio de la gravedad de utilizarla y les instaran a que "la placa del compañero apareciera como fuese", según explican fuentes policiales.

Aunque en este caso no consta que ocurriese, sí ha habido delincuentes que se han visto con una placa de policía en las manos y han decidido emplearla para distintas fechorías: entrar gratis en bares nocturnos que cobran la entrada, convencer a propietarios de negocios de que les dejen revisar sus tiendas con intención de descubrir sus puntos débiles y luego robarlas o atracarlas y, a veces, incluso asaltar a otros delincuentes que trafican con drogas para quitarles los alijos, recuerdan estas fuentes.

El policía local al que le quitaron la placa sufrió el robo en su casa el 4 de septiembre; se levantó de noche y vio que una ventana de su casa estaba abierta y faltaba la billetera, aunque no echó en falta nada más. "Puede que el ladrón cogiera la cartera, se diera cuenta de que estaba en casa de un policía y decidiera marcharse", explican fuentes policiales, llevándose, eso sí, el carné profesional y la placa. Manuel C.C. fue detenido el 15 de septiembre, apenas once días después de este robo, por la Policía Nacional, que confirma que entre los asaltos a viviendas que se le imputan hay otras tres casas de policías. El 22 de septiembre, la Policía Local recuperó la placa.

El policía ha escrito una carta de agradecimiento a sus compañeros en la que destaca las gestiones de la Unidad de Intervención Nocturna, del distrito, de Transmisiones y de otras unidades para recuperar su placa; así como la eficacia y el buen trato que recibió del grupo de Robos de la Policía Nacional.

  • 1