Local

Un liderazgo bien merecido

El máximo responsable del complejo hospitalario sevillano Virgen del Rocío, Joseba Barroeta, demostró ayer con datos en la mano que su hospital está sin complejos a la cabeza de todos los centros sanitarios españoles. Pero, lejos de conformarse con ser un centro de referencia por gestión sanitaria o investigación y tratamiento de cirugías complicadas...

el 14 sep 2009 / 22:34 h.

El máximo responsable del complejo hospitalario sevillano Virgen del Rocío, Joseba Barroeta, demostró ayer con datos en la mano que su hospital está sin complejos a la cabeza de todos los centros sanitarios españoles. Pero, lejos de conformarse con ser un centro de referencia por gestión sanitaria o investigación y tratamiento de cirugías complicadas, ya persigue un nuevo objetivo que redundará aún más en una mejor atención sanitaria. Antes de tres años (2011) el hospital infantil del centro hospitalario será reformado íntegramente para disponer de 140 habitaciones individuales donde los más pequeños puedan ser acompañados por sus familias cuando estén ingresados. Se trata sin duda de un enorme paso en la atención sanitaria infantil que venía siendo reclamado por los ciudadanos y que una vez que se culmine servirá también de guía para muchos hospitales españoles. Una respuesta sanitaria rápida, eficaz y de calidad a las dolencias de los más pequeños es siempre especialmente agradecida por los ciudadanos. Se trata por tanto de un área claramente definitoria del mayor o menor grado de competencia sanitaria de un hospital. Por eso deberá acometerse cuanto antes para facilitar su uso a los ciudadanos en el plazo más breve posible. El moderno hospital infantil contribuirá como ninguna otra iniciativa del hospital a que los ciudadanos perciban la elevada calidad que ofrece la sanidad pública andaluza. El Virgen del Rocío demuestra casi cada mes que Andalucía va por delante en numerosos frentes de la investigación sanitaria. Pero el nuevo hospital infantil hará que se visualice aún de forma más nítida esa realidad. En un momento del año en que el muchos grandes hospitales del resto de España (12 de Octubre de Madrid, por ejemplo) tienen su problema más grave en los pasillos atestados de camas y pacientes, afrontar un objetivo de calidad como el que plantea el Virgen del Rocío ratifica aún más el merecido puesto de liderazgo de esta innovadora ciudad sanitaria.

  • 1