martes, 11 diciembre 2018
14:10
, última actualización
Local

Un Louvre sevillano

El portavoz del PSOE, Juan Espadas, desempolva una vieja idea socialista: sentarse a hablar con la Universidad para que la antigua Fábrica de Tabacos sea el gran Museo de Sevilla del que tanto se habla sin que se llegue a ninguna solución.

el 19 sep 2014 / 12:00 h.

TAGS:

El edificio de la antigua Fábrica de Tabacos, en plena ruta turística de Sevilla, sería, según los socialistas, el mejor lugar posible para el museo. / El Correo El edificio de la antigua Fábrica de Tabacos, en plena ruta turística de Sevilla, sería, según los socialistas, el mejor lugar posible para el museo. / El Correo Un Museo de Sevilla. ¿Alguna idea? ¿Algún lugar donde montarlo, que sea importante, rotundo, céntrico, dentro de la ruta turística de la ciudad? ¿Alguna sugerencia sobre el contenido, sobre qué puede mostrar un compendio de Sevilla merecedor de ese nombre? Este debate amenaza con no tener respuestas claras en muchos años, pero desde el PSOE se ha retomado una vieja idea que rondaba por el partido hace años, en tiempos de Gómez de Celis, y que ahora piensa abanderar el portavoz municipal de ese grupo, Juan Espadas, con permiso de la institución universitaria: que el contenido sea parte de lo que hay en los museos sevillanos, atestados de obras que apenas pueden mostrar hoy en día por falta de espacio (Bellas Artes, Arqueológico, Artes y Costumbres Populares...). Y que el continente sea la antigua Fábrica de Tabacos. O mejor dicho, porque ahora ya hay dos antiguas fábricas de tabacos en esta ciudad: el edificio dieciochesco en el que liaba puros Carmen y que luego fue sede central de la Hispalense. Como se ha dicho, la idea no es nueva. Tampoco lo ha sido la respuesta extraoficial de la Universidad de Sevilla, a través de una fuente solvente: que uno tiene todo el derecho a decidir lo que quiere hacer..., pero en su casa, no en las de los demás. En este sentido, la cosa vendría a ser como si la Universidad de Sevilla propusiera llevarse Geografía e Historia al Hotel Alfonso XIII. Obviamente, ni Espadas ha expresado ua solicitud formal ni la Hispalense, por tanto, se ha visto obligada a proceder con una respuesta pública; de momento, todo es eso, una vieja sugerencia rescatada, pero que cobra importancia porque reaviva la brasa de un debate nunca apagado del todo, que es el siguiente: por qué no hay un Museo de Sevilla. Habrá quien se pregunte qué necesidad habría de eso, si toda Sevilla es, en sí misma, un museo. Pero aquí es donde interviene el portavoz socialista Juan Espadas con dos razones de peso: abrir en Sevilla algo parecido –salvando las distancias– al Museo del Louvre parisino no solo supondría ampliar la oferta cultural (del modo que ahora se verá, a partir del siguiente párrafo), sino también crear un nuevo aliciente para los visitantes, tanto a la hora de decidirse a venir como a la de animarse a permanecer un día más. «Sevilla, desde el punto de vista turístico, se ve en dos días. ¿Por qué no aprovechar los recursos que tenemos, muchos de ellos guardados y sin uso, para añadir un día más a la media de estancias?». «La oferta cultural, el producto tenemos que revisarlo. El análisis se llama Universidad de Sevilla, Rectorado… antigua Fábrica de Tabacos. Lo que me dice a mí la gente que sabe de museos y que me ha hecho informes sobre el Louvre y sobre cuál debería ser de verdad la apuesta museística de Sevilla, es que nos pensemos muy bien si la mejor opción sigue siendo mantener tal y como están el Arqueológico (donde se le ha ido al Gobierno de España todo el mandato sin invertir un euro y es de vergüenza con todos los informes que tienen desde hace tres o cuatro años y que deberían haber invertido ya), si la opción de tener el Arqueológico donde está, el de Artes y Costumbres dejado de la mano de Dios (primero por el ICAS), el de Bellas Artes con necesidad de una ampliación, y una infrautilizada antigua Fábrica de Tabacos, con cuatro clases e Geografía e Historia y la sede del Rectorado, no admite un replanteamiento global desde el punto de vista de las colecciones, museístico». «Tengo ahora mismo a un conjunto de personas que se plantean si las grandes apuestas de la ciudad no tendrían que ser concentrar en un gran museo, ahí, todo lo que tenemos. En la milla de oro, en donde está la Catedral, el patrimonio de la humanidad… Habría que contar con la Universidad de Sevilla; sin contar con ella no se podría hacer, y respetando absolutamente al Rectorado de la Universidad. Muchas veces, en la forma de hacer las cosas está el éxito o el fracaso», argumentaba Espadas. «¿Qué es lo primero que hay que hacer? Lo primero que hay que hacer es un diagnóstico. Lo primero, ¿la Fábrica de Tabacos está absolutamente infrautilizada? Sí. ¿Es un edificio emblemático de la ciudad? Sí. ¿Tiene sentido que se den las clases de Geografía e Historia? Son perfectamente trasladables. El Rectorado, no, porque es su lugar. ¿Es compatible eso con hacer conciertos u obras de teatro en el patio? Sí lo es. ¿Se puede organizar ahí un elemento de interés para el visitante, para el turista? Sí. Yo no soy un experto, pero me lo ha trasladado gente que sí sabe de eso». Y remata: «El que el Museo Arqueológico esté donde está, o el de Artes y Costumbres, lo saca del circuito de un visitante que va a la Giralda, a la Catedral y a la Torre del Oro y al Paseo de Colón. ¿Cómo conectar el Parque de María Luisa con el patrimonio de la humanidad? Tenemos una joya de la corona como la Fábrica de Tabacos que podría albergar algún tipo de colecciones temporales o permanentes. Y las sedes donde están ahora mismo a lo mejor no tendríamos que abandonarlas. Podríamos reestructurar. No digo cerrar el Arqueológico, cerrar Bellas Artes y llevarnos todo… no. Tenemos que hacer algo en torno a la sede de la antigua Universidad de Sevilla que se convierta en el centro de la oferta museística, por ejemplo con las piezas más sobresalientes… ¿Cuántas cosas tenemos metidas en los sótanos porque no se pueden mostrar, porque no hay condiciones?»

  • 1