Local

Un lujo para el oído

Zenet: el cantante malagueño publica su segundo disco, titulado 'Todas las calles'

el 03 dic 2010 / 12:17 h.

TAGS:

Zenet.

A Toni Zenet le han calificado en numerosas ocasiones como el crooner andaluz, aunque el músico malagueño, quien acaba de publicar Todas las calles, asegura que esta etiqueta se debe exclusivamente "a una puesta en escena y una estética" que a él le gusta lucir.

Para Zenet la música es una necesidad. "Si no fuera sobre los escenarios, cantaría en la ducha", confiesa el malagueño, quien acude a la entrevista con su característico conjunto de sombrero, corbata y chaleco.

"Con este disco no he querido innovar, he querido hacer lo que me apetecía", afirma sobre su nuevo trabajo, el segundo tras el aclamado Los mares de China, que le ha hecho acumular una masa curiosa de zenetistas irredentos."Todos los géneros se unen porque quien manda es la armonía. He investigado que el sirtaki griego tiene una armonía muy parecida a la de la canción napolitana, y ésta a su vez es parecida al fado, que además es similar al tango", explica Zenet, quien puede ser considerado un estudioso de la fusión.

El músico habla sobre viajes de ida y vuelta, como el que tuvo lugar en Málaga, su ciudad natal, "una capital indiana donde la armonía fue y volvió", cuenta el también actor, que ha participado en producciones como Padre Coraje, Camarón o El camino de los ingleses."La grabación del disco sería como una película, puedes orientar el álbum para que salga como tú quieras. Pero el directo es la verdad absoluta, es como el teatro, donde lo que ocurre una noche es algo irrepetible", valora con franqueza.

La música cubana es una de las influencias más claras de Todas las calles, un álbum en el que la isla está representada por el pianista Pepe Rivero, el contrabajista Yelsy Heredia, el trompetista Manuel Machado y el percusionista Moisés Porro.

"Me parecía importantísimo dejar que cada uno de los músicos aportaran su propia cultura", expone Zenet, quien ha buscado "ir directamente al origen y que cada uno aportase lo suyo"."Yo siempre hablo en plural porque creo que esto es un trabajo en equipo". Y una vez más (y en ello radica uno de los puntos fuertes de Zenet, aparte de su singular voz) ha contado con las letras de Javier Laguna y la producción de Juan Ibáñez, a quien califica como "un catalizador de fuerzas".

Canciones como la afrancesada Amaneció sin querer o la retozona Fue por casualidad dan empaque a esta segunda entrega de un artista cuya cotización gana enteros en buena medida por el efecto del boca-oreja, que tan buenos resultados sigue dando. No le va a la zaga el directo, simplemente arrebatador.

  • 1