Local

Un mal año para ser mujer en España: 71 asesinatos

Los Expertos estiman que esta situación se sigue produciendo porque la sociedad justifica determinadas conductas violentas.

el 28 dic 2010 / 19:16 h.

TAGS:

2010 ha sido un año negro para la mujer. La violencia de género ha sesgado la vida de 71 mujeres en España, 15 más que en 2009, una cifra que hace inevitable plantearse cómo en el siglo XXI el machismo continúa vigente en un país democrático y en el mundo es la principal causa de muerte entre las féminas de entre 15 y 44 años.

¿Qué falla para que un hombre de 34 años mate a su mujer, de 32, y deje a dos niños huérfanos de madre como ocurrió el pasado noviembre en Tenerife? o ¿por qué un joven de 21 años asesina y echa a un contenedor a su novia de 16, como en la localidad madrileña de Leganés?

A juicio del delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, "más que un fallo, lo que ocurre es que lo que está funcionando no ha llegado todavía a todos los sitios". En este sentido, indica a Efe que este año las víctimas son más mayores, la mayoría no habían denunciado y más del 70% convivía con su agresor. Además, se ha incrementado el número de mujeres inmigrantes asesinadas, que constituyen el 38,1% del total.

"No es una justificación, simplemente estamos detectando que hay que impulsar medidas de concienciación para llegar a esos sectores", agrega Lorente. No obstante, subraya que el "déficit más significativo" es el de la sociedad que justifica determinadas conductas violentas y que permiten que el hombre siga manteniendo una posición de poder.

De la misma opinión es Soledad Murillo, miembro de la Convención de Naciones Unidas sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW) y ex secretaria general de Políticas de Igualdad en la anterior legislatura. Murillo no se resiste a comparar, en declaraciones a Efe, la indignación que existe con el terrorismo en España con que la violencia machista no sea considerada uno de los cinco principales problemas del país. Murillo asegura que debería haber mayor intolerancia hacia este fenómeno, que "debe relacionarse con la falta de oportunidades que todavía tienen las mujeres".

  • 1