Deportes

Un mal inicio condena al Caja a volver a Madrid

El sueño del Cajasol se convirtió en pesadilla en un inicio impropio (9-22) para ganarse la semifinal de la ACB, que ahora se dilucidará mañana (20.30) en la guarida del Real Madrid, que vuelve a coger las riendas de la eliminatoria (71-76).

el 22 may 2010 / 18:26 h.

El base Bullock intenta zafarse del pivot del Cajasol Juanjo Triguero.

Todo lo que no debía suceder para fomentar la hazaña sucedió. El Cajasol se encontró, como era previsible, a un rival enchufado como no lo había hecho en todo el primer encuentro en Vistalegre. Pero lo que no tenía en su guión de necesidades era, por una parte, un ejercicio defensivo que dejaba mucho que desear, tanto que el equipo de Messina arrancó el primer break con dos triples de su mejor hombre, Sergio Llull, que apareció hasta en tres ocasiones consecutivas completamente desprendido de su defensor, y claro, no falló.

Como en la capital del reino, los de blanco también gozaron de segundas opciones gracias a la debilidad del rebote defensivo de los azules, en una zona donde marcó pronto su territorio Felipe Reyes. En la canasta de ataque del Cajasol las cosas pintaban, incluso, mucho peor, no tanto por la defensa madridista, que no pasaba de correcta, sino por los paupérrimos porcentajes, con un 30% en tiros de dos y tres triples fallados en otros tantos intentos al término del primer periodo. El peso de la oportunidad hacía temblar las muñecas. Ni siquiera contaba Joan Plaza con un día medianamente bueno del que casi siempre los tiene notables, Dusko Savanovic (1 de 6) y la desventaja creció a medida que el Madrid ganaba en confianza y el Cajasol en desespero. La semifinal se alejaba sin que el abarrotado San Pablo entrara en calor, sólo en chispazos, como cuando se elevó con el alley-hoop que Triguero convirtió para dejar algún resquicio de vida (9-22) al final del primer cuarto, en el que todos los azules juntos sólo cosecharon 5 puntos de valoración, justo la mitad que sólo Llull en el Madrid.Con la rotaciones no hizo sino empeorar la situación, porque la defensa cajista también dio chance a Bullock y a Lavrinovic, protagonistas de un parcial de 0-12 que abrió un abismo (15-38) en el parquet. Pero si algo tiene esta Cajasol es orgullo, más allá del feeling que tenga con el juego. Le bastó con robar un par de balones para recuperar autoestima a la carrera, Savanovic por fin hizo dos movimientos buenos en ataque y el viejo Palacio empezó a rugir (25-38) y a aplaudir a rabiar a su equipo camino del túnel de vestuarios (25-40), aunque la luz aún se veía muy a lo lejos.

Seis puntos seguidos de Tomic (27-48) tampoco lograron que los de Plaza sacaran la bandera blanca. De nuevo a la lucha, el Cajasol no sabe bajar los brazos, y esa enorme virtud sobrevuela por encima de sus defectos, que no son pocos. El primer triple local llegó a los 26 minutos (Calloway) y fue como el fuego que prendió la mecha. La defensa zonal casi constante dio sus mejores frutos en este periodo. El Madrid dejó de encontrar tiros cómodos y el Caja hacía las cosas mejor en ataque. Intensidad, otro triple de Miso, un rebote más de Kirksay y 13-0 de parcial. Para frotarse los ojos. El partido llegaba vivo al último cuarto (42-50). Camino del milagro dentro del milagro.

Otro triple de Miso a falta de seis minutos metió de lleno al Caja en el partido (51-57). Llegaba la hora de la verdad y el que de verdad apareció fue Jorge Garbajosa, que con dos triples, uno después de un 2+1 de Savanovic, y otro en la continuación, impidió que el Caja acariciase el sueño (54-66). El de Torrejón de Ardoz llevaba 0 de 2 en esa distancia hasta el descanso. En el último, tres de cuatro. Bullock le acompañó en el trance. Lástima, pero un play off, ante el Madrid, no perdona un primer cuarto tan lastimoso. Pero ojo, en el desempate en Vistalegre, que nadie dé por muerto al Cajasol.

 Ficha técnica:

71 - Cajasol (9+16+17+29): Calloway (18), Ellis (1), Kirksay (2), Savanovic (23), Triguero (6) -cinco inicial-, Douglas (2), Andrés Miso (14) y Radenovic (5).

76 - Real Madrid (22+18+10+26): Prigioni (5), Llull (10), Velickovic (4), Felipe Reyes (7), Ante Tomic (10) -cinco inicial-, Lavrinovic (6), Jaric (-), Garbajosa (15), Almond (2) y Bullock (17).

Árbitros: Martín, Guirao y Araña. Eliminaron por faltas personales al local Calloway (m.40).

Incidencias: Partido disputado en el Palacio de los Deportes San Pablo ante cera de siete mil espectadores que prácticamente llenaron el recinto.

  • 1