Local

Un marinero en tierra en La Rinconada

Para empaparse de historia naval y deleitarse con barcos y grandes navíos no hace falta irse al mar, basta con preguntar a Juan Alcázar Martín, vecino de La Rinconada y autor de una exposición que ha envelesado a sus asistentes.

el 01 ago 2010 / 18:30 h.

TAGS:

Alcázar posa junto a una de sus maquetas en el centro Pablo Picasso de La Rinconada.

El centro de día Pablo Picasso ha expuesto su obra, donde se han podido ver sus reproducciones navales y la majestuosa maqueta de la catedral de Notre Dame de París.

A los pies de esta última reproducción reza una frase: "Haz lo necesario para obtener tus grandes deseos y lograrás realizarlos." Esta cita de Beethoven es la que inspira a este autor cada día.

Su pasión por el mundo naval y las réplicas de barcos ya le vino de juventud. Con tan sólo 24 años comenzó a dedicarse al mundo de las maquetas navales. Ahora, ya a sus 67 años y jubilado, recuerda todos sus trabajos con ilusión. "La afición me vino de pequeño, porque me gustaban los tebeos, sobre todo uno que se llamaba El Cachorro, sobre piratas y barcos", explica Alcázar. Su primera maqueta fue el barco Victoria, dirigido por el almirante Nelson en la batalla de Trafalgar. De esa ha pasado un tiempo: ya son más de 50 reproducciones de navíos los que tiene en su haber.

El proceso de elaboración tarda alrededor de un año. Para ello compra los mapas en el Museo Naval de Madrid y a partir de ahí comienza un estudio minucioso de la historia de la embarcación, las piezas que la componen, incluso del constructor y los marineros que iban a bordo. Los materiales que usa son desde pinceles viejos hasta maderas inservibles o material reciclado. Las nuevas tecnologías le han facilitado mucho la labor de documentación y se sirve de internet para ver fotos y mapas de navíos.

Una de sus obras más admiradas no es un barco, sino la réplica de la catedral de Notre Dame. Para construirla empleó 13 meses, con jornadas de hasta 16 horas. Incluso algunos creen que fue más por la magnitud de la obra. Los planos para la maqueta los realizó él mismo a raíz de fotografías descargadas de internet y con materiales como madera, barro cocido o poliéster.

Actualmente está inmerso en la construcción de El Comercio de Marsella, para lo que ha tenido que pedir los planos a Francia. Uno más que se sumará a los trabajos de minuciosa perfección de este rinconero.

  • 1